Por: Mercedes Agüero 9 agosto, 2013

La operadora española Movistar se puso a tono con sus competidores, y desde hoy, aumenta de ¢1,70 a ¢3 la tarifa de los mensajes de texto de sus planes prepago.

El costo de los mensajes de los planes pospago se mantiene

Matías Señorán, gerente de Comunicación de Movistar, aseguró que el alza sí se aplica cuando los usuarios de pospago sobrepasen el límite de sms contratados.

La semana pasada, Señorán aseguró a La Nación que no realizarían cambios en sus tarifas, por ahora.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y su marca Kölbi, así como la empresa mexicana Claro anunciaron la semana pasada el incremento en el servicio.

Al igual que sus competidores, Movistar ofrece a sus clientes paquetes de mensajes por volumen, que abaratan su costo. Por ejemplo, pueden comprar 100 mensajes por ¢100; es decir, ¢1 por sms , pero deben consumirlos en 48 horas.

Consultado acerca de si el cambio de tarifa fue comunicado con anterioridad a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), Señorán comentó que tales notificaciones “solo se aplican ante cambios de contrato (o cuando se trata de servicios de telecomunicaciones y no de información) y la propia Sutel hoy (ayer) lo ha declarado”.

El vocero de prensa de la Sutel, Eduardo Castellón, recordó que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) declaró los sms como servicios de información y no de telecomunicaciones. Por lo tanto, no están sujetos a la regulación de la Sutel.

La Sutel apeló el acuerdo de la Aresep , pero el reclamo no ha sido resuelto.

El jueves trasanterior, tras los ajustes anunciados por el ICE, la Sutel emitió una resolución en la que advierte a los operadores de que deben respetar los trámites, como avisar con 30 días de antelación, antes de modificar las tarifas de mensajería de texto, multimedia, videollamada e Internet móvil a clientes con contratos pospago.

También le pidió al Instituto no aplicar el cobro de Internet por descarga hasta que cumpla con la entrega de mapas de cobertura. El ICE apeló la resolución.