Por: Natasha Cambronero 16 julio, 2015

El presidente, Luis Guillermo Solís, aseguró este jueves que "siempre es un buen momento para hablar" del ordenamiento de los salarios públicos. Para el mandatario, es un debate necesario que se debe abordar en el país "con reposo y serenidad".

Alegó que el tema es central dentro de la discusión sobre las reforma tributarias que impulsará el Gobierno en la Asamblea Legislativa.

"No se puede hablar de ingresos sin hablar de gastos, y los salarios forman parte de eso. Sin embargo, ahora es un momento delicado porque estamos negociando salarios públicos", dijo Solís.

Agregó que su Gobierno nunca ha evadido el tema y que, por ello, redujo los salarios de los altos jerarcas de los bancos públicos y negocia las convenciones colectivas de algunos sindicatos.

"El tema de la política salarial, su ordenamiento y la búsqueda de mecanismos que vuelvan más ordenada la existencia de los salarios es algo que nunca hemos dicho que no se tiene que hacer, eso sí, salvaguardando el derecho de las personas y los derechos adquiridos", expresó el gobernante.

Esta semana, La Nación dio a conocer que planillas como la del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de la Universidad de Costa Rica (UCR) tienen empleados que, por funciones de peón de construcción y misceláneo, por ejemplo, perciben ¢1,4 millones, en el primer caso, y un oficial de tránsito universitario, hasta ¢2,7 millones.