Estructura armable será de 66 metros de largo y con capacidad para soportar 40 toneladas.

Por: Daniela Cerdas E. 17 noviembre, 2014
Hundimiento ocurrió el pasado 10 de noviembre
Hundimiento ocurrió el pasado 10 de noviembre

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) mantendrán cerrado durante 10 días el paso por la carretera que comunica Puriscal con Parrita para colocar un puente bailey en el hundimiento que se presentó el 10 de noviembre.

El Conavi había descartado colocar una estructura armable debido a que el daño abarca una zona muy amplia. Sin embargo, luego de varios estudios, se definió colocar un puente bailey de 66 metros de largo que tendrá un soporte de 40 toneladas.

Las labores que inician mañana consistirán en hincar los pilotes que sostendrán la estructura modular.

Se está coordinando con las empresas de buses para que realicen trasbordo de pasajeros. Durante la colocación del puente, se construirá un paso peatonal,que permitirá que los vecinos puedan transitar hacia los sectores contiguos.

"Se recuerda que esta es una solución paliativa al problema que se presenta, el recurso definitivo involucra estudios geotécnicos (que se realizan actualmente en el área afectada), estudios hidrológicos y topográficos que se estarán realizando estas semanas.

"El MOPT y el Conavi entiende la necesidad del paso por el sector, pero la falla que se presenta obliga a ambas instituciones a cerrar por seguridad, los vecinos comprenden que están cruzando bajo su propio riesgo.", informó el Ministerio mediante un comunicado.

Hundimiento mantiene incomunicados varios sectores.
Hundimiento mantiene incomunicados varios sectores.

El hundimiento, que ocurrió como consecuencia de las lluvias, dejó aislada toda la zona sur del cantón josefino de Puriscal, así como la comunicación con el Pacífico central.

Cientos de personas deben hacer transbordos de buses y a muchos les toca caminar varios kilómetros para poder llegar a su hogares.

Ambulancias y Bomberos que necesiten atender emergencias, así como agricultores urgidos de sacar cosechas, son parte de los que afrontan problemas con este cierre.

De igual manera, el 16 de octubre, otro hundimiento grande dejó cerrado el paso a la zona indígena de Zapatón, Puriscal. En ese sector se habilitó una ruta alterna solo para vehículos de doble tracción. El hundimiento fue en El Cruce de Concepción y se deberá esperar hasta que llegue el verano para ver si se puede reparar ese camino, dijo Manuel Espinoza, alcalde de Puriscal.

El 10 de octubre los vecinos de Cerbatana, también en Puriscal, tuvieron que afrontar una situación similar, por hundimientos en la vía. Semanas después se rellenó el sitio para abrir el paso de manera parcial mientras el Conavi realiza unos drenajes.