Juan Fernando Lara. 7 marzo
Puente en obras sobre el río Espino en San Ramón (Alajuela) el cual es parte de la carretera Sifón - Abundancia / Jorge Navarro
Puente en obras sobre el río Espino en San Ramón (Alajuela) el cual es parte de la carretera Sifón - Abundancia / Jorge Navarro

La nueva carretera a San Carlos podría resultar una de las obras viales "más caras e ineficientes de la historia de este país".

Con esa denuncia, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), dio a conocer su oposición a tres propuestas del Conavi para sacar adelante la vía entre Sifón de San Ramón y La Abundancia de San Carlos, según las cuales se requerirían $123,9 millones más para finalizar el proyecto.

Para junio de 2016, según Conavi, el costo llegaba a los $235 millones entre el monto del contrato original y reajustes por atrasos.

La construcción del tramo central de esa carretera está en vilo desde julio pasado, cuando la Contraloría General de la República (CGR) negó la aprobación a una nueva modificación del contrato con la constructora Sánchez Carvajal, esa sería la octava adenda. Para diciembre, el Gobierno advirtió de su posible paralización.

"Estamos conscientes que la situación de la infraestructura vial en Costa Rica es deficitaria y que tal situación está generando una pérdida considerable para la competitividad del país, pero es nuestra responsabilidad hacer un alto y evidenciar que la falta de planificación y la ineficiente administración de los proyectos viales son factores que provocan esta situación", Franco Pacheco, Uccaep.

Según la Uccaep, las propuestas que evalúa el Conavi para continuar con la obra de 30 kilómetros –con más de 12 años en construcción– encarecerían el proyecto hasta los $383 millones; lo que significaría un costo de $12 millones por kilómetro.

"Esto sería un monto significativamente mayor al contrato original y que demuestra una incorrecta administración técnica y financiera del proyecto, así lo han denunciado los representantes de Uccaep, ante el Conavi", informó la organización en un comunicado.

Para ellos, lo más conveniente sería replantear el proyecto y finalizar el contrato actual para evitar más riesgos ligados a costo y tiempo.

Germán Valverde, ministro de Obras Públicas y Transportes, rechazó los reclamos y aseguró que solo pretenden buscar el mecanismo para obtener la aprobación de la nueva adenda al contrato y continuar con la obra.

El Gobierno prometió dejar en un 90% el tramo central de la vía a San Carlos.
El Gobierno prometió dejar en un 90% el tramo central de la vía a San Carlos.

Advirtió que, de no tomar acciones, el proyecto se podría paralizar hasta tres años, mientras se resuelve el contrato con la constructora y se gestiona una nueva contratación.

“Ese es un escenario que la mayoría de los directivos de Conavi no queremos para Sifón-La Abundancia y sus potenciales usuarios”, dijo.

‘No hay seguridad’

La denuncia de los empresarios se da luego de una reunión esta semana del Consejo de Administración del Conavi, donde se discutieron tres posibles escenarios para retomar los trabajos de la vía.

Aunque no se precisaron esas propuestas, todas fueron rechazadas por Mónica Navarro y Christian Campos, representantes de la Uccaep en ese foro.

Los empresarios señalan que el dinero requerido para finalizar la obra solo es un supuesto, "por lo que no existe seguridad que este sea el monto final a destinar para las obras restantes".

Además, agregan que se desconoce la existencia de una partida específica para financiar los trabajos remanentes y, en medio de la situación fiscal del país, "sería irresponsable aprobar recursos extraordinarios para un proyecto, cuyo costo final aún no es seguro".

Tales argumentos son similares a los que señaló la Contraloría cuando denegó la solicitud de monto adicional. Según el ente, la suma solicitada en la última adenda ($24 millones) no garantizaba que la obra se finalizará; además, no había claridad sobre cuándo se terminará la vía y tampoco estimaciones del costo final del proyecto.

"Si bien es cierto los dos representantes de Uccaep se apartaron de la decisión y eso se respeta, no son la mayoría, que considera prioritario concretar acciones en procura de concluir la obra por la evidente necesidad del país", MOPT.

Germán Valverde, sin embargo, dijo que las propuestas discutidas son escenarios "técnica, financiera y jurídicamente fundamentados".

"Esos tres escenarios fueron de conocimiento de la Uccaep como lo ha sido la situación del proyecto, pues su participación directa se remonta a los inicios de la obra, además de que ha sido un tema de análisis recurrente y profundo en el seno del Conavi. No se pueden venir a señalar ahora supuestas irregularidades", se defendió.