Juan Diego Córdoba. 12 abril
La Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) atenderá cuatro buques portacontenedores para que APM Terminals pueda ponerse al día con la atención de sus clientes. Fotografía: Diana Méndez
La Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) atenderá cuatro buques portacontenedores para que APM Terminals pueda ponerse al día con la atención de sus clientes. Fotografía: Diana Méndez

APM Terminals, empresa concesionaria de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), aceptó ceder la atención de cuatro buques portacontenedores que aguardaban en la bahía para cargar o descargar mercancías.

Estas embarcaciones serán atendidas en el muelle de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), por decisión del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

El rector marítimo portuario estatal tomó esa decisión, a raíz de los atrasos que presenta la nueva terminal portuaria, que según los empresarios del sector, provoca pérdidas económicas a los importadores y exportadores costarricenses.

No obstante, el director de la firma holandesa en Costa Rica, Kenneth Waug, advirtió que esta medida es extraordinaria y no modifica el contrato de concesión, que le entregó la atención de buques portacontenedores tipo fully-cellular desde 2011.

“Hemos recibido la instrucción del MOPT de hacer un traslado temporal de cuatro buques al muelle operado de manera directa por Japdeva, la cual acatamos por ser del ente rector; sin embargo, esto no implica una renuncia a los derechos otorgados bajo el contrato de concesión de recibir y atender todos los barcos fully-cellular”, aseguró Waugh.

Esta medida extraordinaria, de acuerdo con las autoridades, pretende que la Terminal de Contenedores de Moín retome su funcionamiento puntual, debido a que en los últimos días hubo empresas que reportaron hasta 36 horas de atraso, entre ellas Del Monte.

La empresa transnacional atribuyó los atrasos a la subestimación que hacen las navieras de los movimientos de las grúas que van a requerir, de manera que reportan menos hora de solicitar servicios a la terminal portuaria. De acuerdo con APM, la semana anterior tuvieron que realizar 3.000 movimientos de más, lo que provocó un atraso de 25 horas.

También reportaron la poca disponibilidad de las agencias de Gobierno para tomar decisiones a la hora de atender buques portacontenedores, aunque también aceptó que la terminal portuaria todavía no tiene un rendimiento óptimo, debido a la “curva de aprendizaje”.

La TCM se inauguró el 28 de febrero, cuando entró en funcionamiento su segundo puesto de atraque.

“Nuestros operadores contratados, mayormente en la comunidad local de Limón, han sido entrenados en simuladores y han ido acumulando experiencia real desde el inicio de operaciones, pero con estos refuerzos se va a acelerar la necesaria transferencia de conocimiento. Pronto vamos a demostrar que llegaremos a ser la terminal más eficiente de Latinoamérica”, destacó Waugh.

La instrucción del MOPT es que a partir del lunes 22 de abril, APM Terminals retome la atención de todos los buques portacontenedores que atraquen en Moín.