Patricia Recio. 23 junio
El nuevo puente se encuentra en la fase final y sería entregado en setiembre de este año. Foto: MOPT para LN.
El nuevo puente se encuentra en la fase final y sería entregado en setiembre de este año. Foto: MOPT para LN.

El paso por el puente sobre el río Virilla, conocido como del Saprissa, entre Tibás y Santo Domingo de Heredia, solo tendrá un carril habilitado a partir de este jueves y hasta inicios de agosto.

Inicialmente, se cerrará el carril derecho de los 300 metros de carretera en el sector norte del puente, es decir del lado de Santo Domingo de Heredia. Luego, se hará la misma labor en el carril izquierdo de la vía.

Estas obras forman parte de la construcción de los accesos, que constituyen la etapa final constructiva del nuevo puente que se levanta paralelo a la estructura actual. El nuevo paso estará listo en setiembre, pues tiene un 85% de avance.

Al mismo tiempo, se realizarán mejoras en el sector sur del puente, para construir el acceso desde ese sentido.

Carlos Jiménez, ingeniero de la Unidad Ejecutora del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), detalló que se dará el paso de manera alternada cada 10 minutos, aproximadamente, mediante el uso de banderilleros apostados a ambos lados del puente actual. Aclaró que las esperas se harán en la carretera, no sobre el puente.

Durante esta intervención también se habilitará una rampa completamente nueva, que sustituye a la antigua, para que los vecinos de barrio El Socorro se incorporen a la ruta 32 con sentido hacia San José.

Como rutas alternas, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) recomienda a los usuarios utilizar la vía por barrio Socorro o Moravia en el caso de los vehículos livianos. También pueden utilizar el paso por Colima de Tibás (bajando por Neón Nieto) y por San Isidro de Heredia.

Actualmente, se trabaja en los accesos de los sectores sur y norte del puente, la colocación de servicios públicos y de la valla de seguridad con barreras de concreto, tipo New Jersey, en ambos lados del puente.

El nuevo puente ya cuenta con la totalidad de su base y se trabaja en los accesos desde ambos extremos.
El nuevo puente ya cuenta con la totalidad de su base y se trabaja en los accesos desde ambos extremos.

Durante todo agosto se trabajará en los detalles finales.

Las obras también incluyen un sistema de protección para evitar la caída de personas, como las que se colocaron en el puente antiguo.

La nueva estructura, de 285 metros de longitud, tiene un costo de $22,3 millones.

Una vez que esté concluido, el Conavi planea realizar mejoras en el puente actual y a futuro ampliar el tramo de la carretera desde ese sector hasta la intersección conocida como Doña Lela, a fin de evitar que el paso sobre el río se convierta en un embudo.