Patricia Recio.   26 septiembre
Según Paniamor, en 9 de cada 10 casos de madres adolescentes, los papás son mayores de edad. Foto: Eyleen Vargas.

Como una herramienta más para luchar contra las relaciones impropias, la fundación Paniamor hizo un llamado a las autoridades para que al registrar a los recién nacidos, los hospitales incluyan la edad de los padres.

De acuerdo con los datos de la Fundación, 9.531 niñas y adolescentes menores de 19 años dieron a luz el año pasado. Sin embargo, el número de padres adolescentes para ese mismo año fue de 965 casos.

La solicitud se da porque en el 46% de la totalidad de nacimientos en los centros médicos del país en el 2018, no se anotó la edad de los padres.

El criterio de Paniamor es que la práctica de añadir la edad del progenitor en el registro de nacimiento va cada vez más en desuso, a pesar de que la ley contra las relaciones impropias rige desde 2017.

La ley 9406 establece penas de cárcel para quien mantenga una relación con contacto físico de carácter sexual (incluidos los besos) con niños de entre 13 y 14 años, en casos donde la persona es cuatro o cinco años mayor respectivamente.

Además en los casos donde los jóvenes tienen entre 15 y 17 años, cuando la diferencia sea de más de siete años.

"Se puede inferir que esta falta de registro corresponde a relaciones impropias, ilegales en nuestro país desde la aprobación de la Ley 9406, hace ya más de dos años”, afirmó Gilda Pacheco, directora ejecutiva de la Fundación Paniamor.

Esa entidad reveló que nueve de cada 10 nacimientos con madres adolescentes, corresponde a muchachas que mantuvieron relaciones con adultos. Esa cifra, se obtuvo de los casos en los que sí se registró la de edad de ambos progenitores.

Kattia Rojas, especialista en Psicología de la Fundación, recordó que las situaciones de desventaja socioeconómica y de exclusión del sistema escolar de las adolescentes, contribuye a que estén más expuestas al embarazo y a las relaciones impropias por falta de alternativas.

A la baja

En el marco de la celebración del Día Internacional de Prevención de Embarazos no Planificados en Adolescentes, el Ministerio de Salud informó de que la tasa de fecundidad en esa población disminuyó en más de ocho puntos porcentuales en los últimos cinco años, pues pasó de 29,81 en el 2013 a 21,55 en 2018.

Según Salud, Garabito, Aguirre, Talamanca, Cañas y Carrillo son los cinco cantones que más redujeron los nacimientos en mujeres adolescentes en los últimos diez años.