Juan Fernando Lara Salas. 11 mayo
Un accidente en Circunvalación frente a la Fuente de la Hispanidad causó una congestión vial el pasado 27 de setiembre. En caso de accidentes menores, la conciliación puede aliviar el tiempo de espera de otros choferes / Foto: Albert Marín.
Un accidente en Circunvalación frente a la Fuente de la Hispanidad causó una congestión vial el pasado 27 de setiembre. En caso de accidentes menores, la conciliación puede aliviar el tiempo de espera de otros choferes / Foto: Albert Marín.

La Policía de Tránsito recordó la utilidad de recurrir a la figura de la conciliación, sin necesidad de un oficial de carreteras, para resolver choques leves, que son los causantes de grandes congestionamientos viales.

El llamado de las autoridades ocurre en plena transición de la época seca a la lluviosa, cuando tienden a aumentar los riesgos de accidentes en carretera vinculados con la primeras lluvias.

Al ocurrir más colisiones, aumenta la solicitud de presencia de oficiales de Tránsito en la escena, lo cual afecta los tiempos de respuesta del cuerpo policial y extiende la presa, aseguró Germán Marín, Director de la Policía de Tránsito, quien por ello insta a los involucrados a recurrir a la conciliación si los daños son leves.

“Primero, tengamos más cuidado en carretera porque las primeras lluvias desprenden el aceite de motor que por meses se adhirió al asfalto. Al mezclarse con el agua, las vías se vuelven más resbalosas. El otro llamado es a la conciliación", manifestó Marín en un comunicado de prensa.

Su pedido, asegura, persigue ahorrarle tiempo a todos los conductores, disminuir presas y permitirle a los oficiales centrarse en labores de regulación, control y atención de percances de mayor magnitud.

En los primeros cuatro meses del año se generaron 28.890 accidentes atendidos por oficiales; 211 más que el año pasado. Esa cifra equivale a 13 accidentes por hora.

El Director de Tránsito enfatizó que tienen limitaciones de personal, por lo cual es preferible que los oficiales cumplan labores de regulación de tránsito en vez de abandonar esa tarea para atender un choque menor que se puede resolver con conciliación.

¿Cómo se concilia un accidente menor?

El decreto para conciliar accidentes menores sin presencia de oficiales de Tránsito rige desde el 7 de enero del 2016. El mecanismo dirigido a conductores soluciona la gestión de estos choques mientras no haya heridos y los vehículos puedan movilizarse sin ayuda de grúas.

El formulario está disponible en el portal digital del MOPT para que los usuarios lo impriman y lo porten en el vehículo.

Para lograr la conciliación voluntaria, las partes deben llenar y firmar la Declaración de Accidente Menor (DAM), la cual puede complementarse con fotografías o videos, si así lo desean los conductores involucrados en caso de no estar asegurados.

Si existe un vehículo asegurado, debe seguirse el procedimiento establecido por las aseguradoras para tales efectos.

De igual manera, la conciliación entre las partes involucradas cabe únicamente si no hay lesionados, caso contrario se deberá llamar al oficial de Tránsito.

Asimismo, los implicados deben estar de acuerdo en conciliar, si una de las partes no está de acuerdo entonces simplemente no llena ni firma la DAM y procede a llamar a un inspector de Tránsito por las vías habituales.

Para recurrir a este tipo de conciliación no es indispensable que las partes posean un seguro, pues la conciliación por esta vía lo que determina es el compromiso de buena fe de una de las partes a pagar o la aceptación de ambas partes en cubrir los daños por su cuenta.