Patricia Recio.   7 junio
Las obras incluyen la ampliación a cuatro carriles, construcción de puentes, intercambios y pasos peatonales a lo largo de 49 kms. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) deberá realizar un nuevo concurso para elegir a la empresa que ampliará el tramo entre Limonal y Barranca, en la carretera Interamericana Norte.

Así lo anunció este viernes el ministro de Obras Públicas, Rodolfo Méndez, en conferencia de prensa, al tiempo que aseguró que fue una decisión consensuada con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ente que financia este proyecto.

El proceso fue anulado luego de que fallaran varios intentos de adjudicar las obras en dos tramos separados (Barranca-San Gerardo y San Gerardo-Limonal). Según Méndez, esta situación encarecería la obra en unos $30 millones sin generar valor agregado al proyecto.

Lo anterior obedece a que si se anula una adjudicación a la empresa que presentó la oferta más barata, la obra debe asignársele a aquella compañía con el costo inmediatamente superior. Si esta también es anulada, se toma la oferta que sigue en monto.

De hecho, el tramo Limonal-San Gerardo primero se le adjudicó al consorcio conformado por H. Solís y Meco por $99 millones. Sin embargo, el acto fue apelado y debió anularse. Entonces, se debió optar por la segunda oferta menos cara que era la de la compañía Power China ($114 millones).

Sin embargo, esta segunda adjudicación también fue impugnada y anulada. Por tanto, se tenía que tomar otra alternativa más cara. Una situación similar ocurrió con las adjudicaciones del tramo San Gerardo- Barranca.

“No podemos seguir escalando a través de las apelaciones a precios que no corresponden a la mejor oferta (...)

" Uno esperaría que al ser un contrato de mayor dimensión de una competencia mayor, las empresas que participaron tienen todas las potestades para presentar sus ofertas, que ya han sido evaluadas, sometidas a adjudicaciones y apelaciones de manera que esperamos que esto nos reduzca exponencialmente el riesgo de nuevas apelaciones”, aseguró Méndez.

Eso significa que incluso las firmas que quedaron eliminadas por incumplir requisitos de experiencia o de índole financiera, tendrían oportunidad de subsanar las falencias que le fueron señaladas por la Contraloría General de la República y ofertar en esta nueva licitación.

El jerarca, además, dijo que los requisitos del cartel no se modificarían y que esto más bien representaría una ventaja porque las empresas ya deberían haber corregido las falencias señaladas.

"Lo que busca el mecanismo es eliminar lo que se constituyó en obstáculo para que se adjudicaran los menores precios”, añadió.

Un solo contrato

Este viernes, el MOPT anunció que en esta ocasión se hará una sola contratación para ampliar los 49 kilómetros entre Barranca y Limonal.

La intención del ministerio es que el tramo completo ahora tenga un costo de alrededor de $200 millones.

Inicialmente, la obra se dividió en dos tramos Limonal-San Gerardo (Chomes) y San Gerardo-Barranca. En ambos casos estaba pendiente que la nueva adjudicación recibiera el visto bueno del BID, sin embargo, según el encargado de la Unidad Ejecutora, Tomás Figueroa, antes de que se recibiera esa respuesta se tomó la decisión de anular el proceso completo y empezar de cero con un nuevo cartel.

“Se decide por el bien público anular ambas contrataciones y devolver las garantías a las empresas participantes”, manifestó Figueroa.

La semana pasada, este proyecto fue motivo de polémica, luego de que trascendiera que los representantes de la constructora Power China enviaron una carta a la contralora general de la República, Marta Acosta, para presionar para que les adjudicara ese proyecto vial.

La firma había quedado descalificada del proceso.

La misiva fue calificada como “éticamente reprochable” por la contralora, mientras que para el jerarca del MOPT se trató de “un acto carente de lógica”.

El ministro confirmó a La Nación que la empresa realizó un procedimiento similar ante el Programa de Infraestructura de Transporte (PIT), unidad ejecutora a cargo del proyecto.

Según el jerarca, dicho incidente no impedirá a la empresa china concursar en el nuevo cartel y consideró que la compañía deberá aprender sobre cómo se manejan en Costa Rica esos procesos.

Atraso

El proceso que ya llevaba meses de atraso ahora deberá esperar algunos más, debido a que comienza desde cero el trámite para elegir a la constructora responsable.

Según Figueroa, la intención es publicar un nuevo cartel de licitación es julio. Esa fase consiste en divulgar los requisitos que deben cumplir las empresas interesadas en presentar ofertas.

Recordó la ventaja de que ya los diseños estén listos.

“La intención es que para fin de año se podría adjudicar y en el primer trimestre del otro año, dar la orden de inicio”, añadió.

Eso dependerá, sin embargo, de que no haya más objeciones y apelaciones, como las que han complicado este proyecto,

Los trabajos incluyen la ampliación de la vía a cuatro carriles, construcción y rehabilitación de los puentes, intercambios, pasos elevados, pasos peatonales y de fauna, así como bahías para autobuses.

Figueroa aseguró que la decisión de anular lo actuado se tomó en conjunto entre MOPT y BID.

Complicaciones

Las dos secciones en las que se dividió el trayecto de 49 kilómetros debieron sortear una serie de apelaciones y procesos administrativos e incluso en tres ocasiones la adjudicación fue anulada por la Contraloría General de la República.

En el caso de Limonal- San Gerardo, se adjudicó inicialmente, en junio del año pasado, al consorcio San Gerardo, conformado por las empresas H. Solís y Meco, por $99 millones. Dicha adjudicación fue anulada por la Contraloría General de la República (CGR) en setiembre del año anterior, debido a que ese consorcio presentaba incumplimientos financieros.

La contratación entonces recayó en Power China que ofrecía construir la ampliación por un monto de $114 millones, acto que también fue apelado y posteriormente anulado, en febrero de este año, tras determinarse que no cumplía con algunos requisitos de experiencia establecidos como condición de elegibilidad..

En la sección San Gerardo- Barranca, se adjudicó en primera instancia a Power China por $103 millones.

Ese acto quedó sin efecto el 24 de enero de este año, cuando la Contraloría resolvió a favor de dos empresas que presentaron las apelaciones y anuló la adjudicación por las mismas razones: incumplimiento de requisitos de experiencia.

El plan total partió de la ampliación y mejoras en el trayecto Cañas-Liberia, cuyos trabajos fueron inaugurados en abril del 2016. El siguiente tramo entre Cañas y Limonal, actualmente está en construcción.

Además actualmente se encuentran en ejecución las obras en 20 kilómetros entre Cañas y Limonal, contratadas por $90 millones a la empresa Azvi.

--