Por: Juan Fernando Lara.   20 junio
Ambos proyectos contarán con seis carriles de circulación ayudarían, entre otros, a mejorar la circulación en la carretera Florencio del Castillo, que comunica con San José. Foto: Rafael Pacheco
Ambos proyectos contarán con seis carriles de circulación ayudarían, entre otros, a mejorar la circulación en la carretera Florencio del Castillo, que comunica con San José. Foto: Rafael Pacheco

Las congestiones viales en Cartago podrían aligerarse si se concreta la construcción de dos pasos elevados, uno Taras y otro en La Lima, cuyos diseños están aprobados desde mayo anterior.

Según un anuncio de este miércoles del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, (MOPT), ambos proyectos contarán con seis carriles de circulación y ayudarían, entre otros, a mejorar la circulación en la carretera Florencio del Castillo, que comunica con San José.

La entidad, no obstante, evitó precisar cuándo podría iniciarse las obras. Se supone que ambas estructuras deberían completarse en dos años, por lo que se prevé su finalización para el 2020.

Específicamente en Taras, el paso elevado dispondrá de tres carriles por sentido, con anchos de 3,3 metros y espaldones de 1,2 metros, al tiempo que contará con aceras al menos dos metros.

Paso elevado en Taras
Paso elevado en Taras

Esta construcción permitirá un tránsito fluido elevado sobre la carretera Florencio del Castillo y contará con un paso secundario con rotonda a nivel hacia San Nicolás de Cartago.

En el caso de La Lima, también se busca privilegiar la circulación desde la Interamericana Sur hacia Cartago y viceversa por la ruta nacional 10 (que cruza Cartago y avanza hacia Turrialba y Siquirres).

Paso elevado en La Lima.
Paso elevado en La Lima.

“Los movimientos en La Lima son más complejos, justamente porque es una intersección con muchas entradas y salidas. Vamos a tener cuatro carriles elevados, dos por sentido para salir o entrar de la ruta 2 hacia la ruta 10; además de dos carriles elevados, uno por entre La Lima y El Guarco”, detalló Tomás Figueroa, director de la Unidad Asesora del Programa de Infraestructura del Transporte (PIT).

Los diseños estuvieron a cargo del consorcio IDOM Consulting, Engineering, Architecture, S. A. U. & DEHC Ingenieros Consultores S. A.

Todo el proyecto también contempla una intervención integral del tramo de carretera de 2,8 kilómetros de largo que se encuentra entre estos dos pasos elevados. La idea del MOPT es que el trayecto sea más funcional y acorde “con la infraestructura que se construirá en los extremos”.

Ese tramo de seis carriles tendrá mejoras en la superficie de ruedo, nuevos accesos y salidas hacia las rutas marginales, giros, aceras, bahías para autobuses “e incluso ciclovías en diferentes puntos", precisó el ministerio en un comunicado.

Incluso, afirma la entidad, se harán ciclovías compartidas con aceras con anchos de 3.2 metros considerando de esta forma las características comerciales, industriales y habitacionales que se conjugan en este tramo por donde pasan unos 40.000 vehículos al día.