Patricia Recio. 4 junio
Las grúas pórticas operan con normalidad luego de que se completara la solución definitiva. . Fotografía: APM Terminals.
Las grúas pórticas operan con normalidad luego de que se completara la solución definitiva. . Fotografía: APM Terminals.

La Terminal de Contenedores de Moín completó este martes la sustitución de un transformador que salió de operación el pasado 21 de mayo, a causa de una falla eléctrica.

Durante las últimas dos semanas, la concesionaria a cargo del megapuerto, debió acudir a soluciones provisionales y al traslado de 19 buques para que fueran atendidos en el muelle que administra la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

La empresa APM, informó este lunes de que con la instalación del transformador que llegó al país el viernes anterior se solventó definitivamente el problema que afectaba la operación de las grúas pórticas.

Además, aseguraron que continuarán las investigaciones para determinar lo que originó la falla.

“Se atendió un evento extraordinario con la mayor diligencia y celeridad. Las soluciones implementadas permiten brindar seguridad y respaldo a nuestra operación. Asimismo, se realizarán las investigaciones pertinentes para determinar la causa de la falla, por lo que no descartaremos ninguna posibilidad hasta tener la información completa y veraz” afirmó Kenneth Waugh, director general de APM Terminals.

La semana pasada, Waugh dijo a La Nación que revisarían “con calma” lo que impactó el transformador para determinar las causas de la falla.

Además reconoció que el traslado de buques a Japdeva representó sin duda un impacto financiero para la operación de la terminal, que rondaría los $3 millones.

El transformador nuevo arribó al aeropuerto Juan Santamaría a bordo de un Antonov AN-124, el segundo avión más grande del mundo. El equipo fue trasladado a través de la ruta 32 hasta Limón.

Según indicó la empresa, la solución temporal que implementaron desde el miércoles anterior para brindar suministro a las grúas pórticas, permitió retomar la atención exclusiva de los buques.