Diego Bosque. 6 mayo
El porcentaje de avance integral de la obra es de un 90%, según la empresa APM Terminals, concesionaria de la terminal portuaria por 33 años. Fotografía: Rafael Pacheco
El porcentaje de avance integral de la obra es de un 90%, según la empresa APM Terminals, concesionaria de la terminal portuaria por 33 años. Fotografía: Rafael Pacheco

El megapuerto de Moín tiene un 90% de avance físico, según información suministrada por APM Terminals, concesionaria del muelle.

La firma holandesa indicó que solo falta pavimentar, colocar adoquines y construir algunos edificios que albergarán oficinas administrativas.

La nueva terminal portuaria es una plataforma de 40 hectáreas sobre el mar, tendrá seis grúas pórticas con capacidad de mover hasta 40 contenedores por hora y 29 grúas de patio de 25 metros de alto.

Para darle forma a esa estructura ha sido necesario dragar y colocar 5,4 millones de metros cúbicos de material, 2,1 millones de toneladas de roca y 16.000 enormes piezas de concreto conocidas como Xblocs.

Ese moderno muelle contará con una subestación eléctrica principal y 22 subestaciones secundarias para soportar la demanda eléctrica del proyecto.

La construcción de la obra, estimada en $1.000, empezó en enero de 2015 y estaría lista en febrero de 2019.

El contrato de concesión establecía que la terminal tenía que estar concluida en el primer trimestre de 2018. Sin embargo, defectos en el conjunto de pilotes de la plataforma portuaria provocaron demoras en la entrega.

En la actualidad, 1.060 obreros trabajan en la construcción y 206 como empleados directos de APM Terminals.

En octubre llegará el primer barco de prueba para medir tiempos de carga, descarga y productividad.

El megapuerto de Moín empezó a ser construido en enero de 2015. Fotografía: Rafael Pacheco
El megapuerto de Moín empezó a ser construido en enero de 2015. Fotografía: Rafael Pacheco