Juan Fernando Lara, Raul Cascante.   21 octubre
Anthony Wells, secretario general de Sintrajap, está entre los manifestantes que salieron desde esta mañana en Limón hacia Siquirres. / Foto Rául Cascante

Un grupo de manifestantes salió la mañana de este lunes desde Limón con la intención de caminar hasta Casa Presidencial, en Zapote, San José, adonde esperan llegar el miércoles.

El movimiento se da en protesta contra el recién aprobado proyecto de ley para eliminar el 80% de la planilla de la Junta de Administración Portuaria de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

Se preveía que la marcha provocara atrasos en el flujo vehicular o en el ingreso de vehículos de carga a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM). No obstante, al final de la tarde no se reportaba ningún problema de tránsito en la ruta 32.

María Miranda, vocera del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), dijo que miembros de esa organización gremial y otros grupos organizados empezaron a caminar poco antes de las 7 a. m.

Los marchantes planean desplazarse este lunes hasta Siquirres, luego retomarán la caminata desde allí hasta el cruce a Río Frío y el miércoles llegarían a hacia Casa Presidencial, en Zapote.

Esta protesta se da cuando solo está pendiente la firma del mandatario Carlos Alvarado para convertir en ley el proyecto de reestructuración de Japdeva, con la intención de buscar equilibrar finanzas y nuevos negocios.

Dicho proyecto fue aprobado en segundo debate el lunes anterior, en una sesión expedita, y luego de que la Sala Constitucional respondiera consultas de diputados en el sentido de que no se hallaban vicios de inconstitucionalidad en cuando al plan de despidos y el tiempo que se le da a los trabajadores para que escogan la vía de salida, de tres planteadas.

“No es posible que este Gobierno le dé tanto palo a nuestra provincia, cuando más del 80% de las exportaciones pasan por Limón y, aún así, nos tiene los más altos índices de desamparo y pobreza, esperamos evidenciar la situación real”, expresó Miranda.

Por su parte, Leroy Pérez, vocero de Sintrajap, explicó que desean llamar la atención del Gobierno al cual reclamó “falta de voluntad política” hacia Limón.

“Todas las decisiones que se toman lo único que trae es perjuicio para el pueblo trabajador. En una unidad extraordinaria, por lo menos en Limón, se organiza para esta marcha y la han también imitado en otras partes del país. Sabemos que desde Puntarenas otro grupo sale hacia la capital”, añadió.

#related
Plan de reestructuración

El llamado plan de reestructuración de Japdeva ofrece tres opciones a sus trabajadores: moverse a otras instituciones públicas sin perder su plaza en el Estado; aceptar el despido con sus prestaciones más el pago de un bono de hasta ocho salarios; o acogerse a un régimen de prejubilación, en el caso de empleados mayores de 55 años.

Una vez que entre en vigor, los trabajadores de la Junta tendrán un mes para decidir su forma de salida. Si transcurrido ese tiempo, no la comunican, Japdeva estaría facultado para despedirlos con responsabilidad patronal.

Tras conocer la aprobación del proyecto de ley, Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva, prometió a los trabajadores de la institución a acompañarlos y mantenerlos informados en este proceso de reestructuración.

La medida se da ante la urgencia de la entidad portuaria de buscar nuevos negocios pues se quedó sin el 80% de la carga que atendía con la entrada en operación de la Terminal de Contenedores de Moín (APM).

Aunque la situación se preveía desde hace tres administraciones, nunca se tomaron decisiones ni se realizaron acciones para achicar planilla ni para emprender nuevas actividades, de ahí la crisis que encara en este momento. La institución ha requerido incluso de presupuesto extraordinario para pagar salarios.