Juan Fernando Lara.   19 marzo
El proyecto Geotérmico Pailas II se localiza en Curubandé de Liberia (Guanacaste). Tiene 55 Megavatios de capacidad instalada provistos por 21 pozos perforados. Foto: Mayela López

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) informó este martes que adelantará un mes el encendido de la Planta Geotérmica Las Pailas II –de 55 megavatios (MW) de capacidad instalada– al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

El ICE atribuyó la decisión a las condiciones secas que atraviesa el país. En vez de junio, como estaba previsto, se incorporará en mayo, luego del inicio de las obras constructivas en abril del 2013.

La propia Irene Cañas Díaz, jerarca del ICE, había adelantado a inicios de marzo a este diario que el Instituto veía con mayor interés la generación geotérmica y calificó de “tranquilizante” la integración Las Pailas II, justo por la caída en los niveles de los embalses de generación.

Cañas comentó que en este 2019 una “baja atípica de las lluvias durante el primer trimestre del año ha llevado a que el ICE aumente las importaciones de electricidad y el uso del respaldo térmico para satisfacer la demanda nacional”, explicó.

Con 21 pozos perforados, Pailas II contribuirá a ampliar la base firme del consumo diario y así disminuir el uso de esos dos recursos.

Esa planta, localizada en Curubandé de Liberia (Guanacaste), aportará 55 MW de capacidad instalada “firme y renovable” y contará con una turbina japonesa de última tecnología y su torre de enfriamiento será de fibra de vidrio –las convencionales son de madera o de concreto.

Además, se convertirá en la primera planta geotérmica costarricense con el 100% de sus pozos perforados con técnica direccional (no vertical), su casa de máquinas aislará el sonido por medio de un sistema de paneles y operará en medio de un bosque secundario recuperado. Su antecesora inmediata es Pailas I; inaugurada en 2011.

La geotermia –extraer vapor del subsuelo volcánico para generar electricidad– es la única fuente renovable conocida que no depende de las condiciones climáticas. Esta característica permite disponer de un recurso firme, confiable y de larga duración, las 24 horas y todos los días del año.

“Cumplimos con los plazos constructivos y concluimos las tareas necesarias para disponer del recurso geotérmico para operar la planta. Adelantar su incorporación es una decisión que traerá beneficios múltiples al sistema y a la población”, explicó Cañas Díaz.