Juan Fernando Lara. 8 mayo
Alejandro Muñoz Villalobos en junio del 2014 atendiendo a miembros de prensa poco después de su nombramiento como tesorero de Soresco / Recope para LN
Alejandro Muñoz Villalobos en junio del 2014 atendiendo a miembros de prensa poco después de su nombramiento como tesorero de Soresco / Recope para LN

Alejandro Muñoz Villalobos, extesorero del fallido proyecto de una refinería construida entre Costa Rica y China, será el encargado desde esta semana de asumir las riendas de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Muñoz, economista de 59 años, se desempeñó hasta el 18 de abril como vocal 3 de Junta Directiva y miembro del Comité de Auditoría de Recope. A esos cargos llegó en junio del 2014, un mes después de asumir la presidencia Luis Guillermo Solís.

También en aquel momento, el funcionario se integró como tesorero a la Junta Directiva de la Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S. A. (Soresco), empresa creada en conjunto con el país asiático para gestionar la construcción de una refinería en Moín, Limón.

Para ese fin, Recope y la socia Corporación Petrolera Nacional de China Internacional (CNPCI) aportaron $50 millones cada una.

De los $100 millones, a mayo del 2017 quedaban solo $32 millones, pese a que no prosperó el proyecto, varado desde 2013, cuando la Contraloría General de la República invalidó los estudios de factibilidad al detectar un conflicto de interés.

No obstante, cada mes, se gastan unos $50.400 en los salarios de ocho funcionarios de Soresco cuyas labores se desconocen.

Como delegado de Recope en Soresco, Villalobos había renunciado a su cargo de tesorero en abril del 2016 cuando la administración Solís Rivera confirmó la decisión de la Junta Directiva de Recope de separarse de la firma.

Desde entonces se iniciaron conversaciones con China para la disolución de la empresa, pero ante la falta de acuerdos,en agosto del año pasado se inició un proceso de arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional, con sede en Londres

Entre tanto, la Fiscalía lleva cinco años con una causa abierta para investigar eventuales irregularidades en la formación y labor de Soresco.

Muñoz Villalobos, un exmilitante del Partido Alianza Patriótica, tiene dos licenciaturas en economía: una por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas de El Salvador (1986) y otra por la Universidad Latina de Costa Rica (1998).

Además, posee una maestría en administración de negocios en esa última casa de enseñanza (2006) y un doctorado en Educación con especialidad en Mediación Pedagógica de la Universidad De La Salle (2010).

A partir de ese año, además, venía desempeñándose como profesor del coctorado en Educación de la Universidad De La Salle y también como académico e investigador de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional.

A partir del 2013, también era director de la Maestría en Economía del Desarrollo de la Universidad Nacional de Costa Rica.