Juan Diego Córdoba González. 30 octubre, 2019
Ronaldo Blear fue secretario general de Sintrajap durante 12 años. Desapareció del mapa sindical de muelleros en 2017, cuando lo reemplazó su excompañero Antonio Wells. Fotografía: Carlos Borbón/Archivo .
Ronaldo Blear fue secretario general de Sintrajap durante 12 años. Desapareció del mapa sindical de muelleros en 2017, cuando lo reemplazó su excompañero Antonio Wells. Fotografía: Carlos Borbón/Archivo .

La urgencia de reducir la planilla en Japdeva también arrastró al exsecretario general de Sintrajap, Ronaldo Valentín Blear, quien fuera el beligerante líder sindical del gremio de muelleros durante 12 años.

Con 30 años en la entidad, Blear tuvo que ceder a la presión de elegir su vía de salida de entre las tres opciones establecidas por la Ley de Modernización de Japdeva. De no hacerlo, pasado un mes desde la entrada en vigor de la normativa, la empresa estatal tendría licencia para despedirlo, de no considerarlo indispensable.

Él optó por prejubilarse, al igual que otros 277 trabajadores mayores de 55 años que tienen esa posibilidad. Ellos recibirán en promedio ¢1,2 millones mensuales hasta que cumplan la edad para pensionarse por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Blear tiene 56.

“Prácticamente uno está con el revólver en la cabeza, así está el trabajador. O escoge una alternativa o se va simplemente con su liquidación normal, entonces lógicamente el trabajador va a escoger alguna de estas alternativas que también firmó el Sindicato, que a mi juicio no debió firmar”, expresó el también abogado de la Junta de Relaciones Laborales de la institución.

(Video) Japdeva inicia recorte de planilla con primeros 320 empleados

Otros empleados del muelle público limonense también pueden moverse a otra institución estatal sin perder su plaza en el Estado, o aceptar el cese laboral con pago de prestaciones más bonos de hasta ocho salarios.

A este lunes, 321 trabajadores de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económicos de la Vertiente Atlántica (Japdeva) ya habían elegido su forma de salida, que requiere quedarse con 350 empleados de entre 1.180.

‘Había que morir en la calle’

Para Ronaldo Blear, el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), debió hacer una oposición más fuerte para evitar los recortes en la empresa estatal. Él se apartó de la organización en 2017.

"¿Quién no va a una huelga para pelear sus derechos? Con diálogo no se puede. Aunque como usted bien dice que el hubiera no existe, por supuesto que yo hubiera ido a la lucha. Había que morir luchando porque es el plato de comida de nuestros hijos, es el futuro de miles de trabajadores que vamos a quedar en la calle, entonces con esto no se juega.

“Aquí se está irrespetando al pueblo de Limón ¿por qué nosotros tenemos que respetar al Gobierno?. Me parece que faltó carácter, muy tembeleque la posición (de Sintrajap), un temor de ir a la lucha... por lo menos uno pierde luchando, pero no de esta manera con esta negociación que se hizo y que fue el acabose de la clase portuaria”, señaló Blear.

El exrepresentante de muelleros y operarios portuarios lideró algunas de las manifestaciones más fuertes en Japdeva, en las se requirió incluso la intervención de policías antimotines. La últimas fueron contra la concesión de un nuevo muelle a la firma holandesa APM Terminals, sobre la cual Blear llegó a decir que no se construiría.

“¿Quién no va a una huelga para pelear sus derechos? Con diálogo no se puede. Aunque como usted bien dice que el hubiera no existe, por supuesto que yo hubiera ido a la lucha. Había que morir luchando porque es el plato de comida de nuestros hijos, es el futuro de miles de trabajadores que vamos a quedar en la calle, entonces con esto no se juega”. Ronaldo Blear

Aquel contrato para levantar la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) se firmó en 2011, año desde el cual debieron tomarse medidas en Japdeva.

Ahora la entrada en operaciones del nuevo puerto apura la reducción de planilla y la búsqueda de nuevos negocios, pues dejó al muelle público sin el 80% de la carga de contenedores.

‘La garra de lucha’

Blear desapareció del mapa sindical luego de que en enero de 2017, los afiliados eligieran a Antonio Wells como nuevo secretario general de la organización.

Según recuerda el exdirigente, Wells le mencionó que no lo iba a acompañar en la fórmula para seguir al frente del sindicato y que ya estaba listo para pelear por ese puesto.

Él, dijo, respetó esa decisión en el momento y se apartó; sin embargo, casi tres años después de la decisión, lanza fuertes críticas contra las nuevas cabezas del Sindicato durante las negociaciones con el Gobierno en torno al futuro de Japdeva.

"Sorpresivamente, tengo que reconocer que la camisa le quedó muy grande, me parece que no estaba preparado para las grandes negociaciones y creo que es más que todo falta de humildad, porque aquí imperó la soberbia, se debió de recurrir a algunos líderes que tenían conocimiento en negociación.

(Video) Japdeva tiene guardados ¢5.500 millones para el desarrollo de Limón

“Por supuesto que faltó convocatoria, faltó enfrentar... cuando se tiene que el secretario general dice que no se va a recurrir a la huelga, entonces, esto, el Gobierno lo aprovechó bien y de paso cortó el ímpetu a los trabajadores. Esa garra de lucha fue cercenada por quienes están liderando, me parece un pecado que se cometió”, expresó Blear.

El 15 de noviembre se cumplirá el mes de plazo que establece la nueva ley para que los empleados de Japdeva decidan su puerta de salida.