Infraestructura

Exdirector del Conavi: ‘Si tuviera que volver a pedir trabajo de peón para alguien, lo volvería a hacer’

Mario Rodríguez se refirió ante los diputados al supuesto tráfico de influencias por el que es señalado en el expediente del Caso Cochinilla

El exdirector del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mario Rodríguez Vargas defendió este jueves ante los diputados de la comisión que investiga las supuestas irregularidades en obras viales, una de las acciones por las que es señalado en el expediente judicial del Caso Cochinilla.

Lo hizo al responder una consulta del diputado del Frente Amplio, José María Villalta, sobre su supuesta influencia para que la empresa MECO contratara a un conocido suyo para los trabajos que se ejecutaban en el puente Binacional en Sixaola, Limón.

“Trabajé en Talamanca con los bribris, dos años, construyendo escuelas con métodos de participación de los bribris y en ese tiempo teníamos que subir el río Telire para llevar los materiales al colegio, donde estábamos haciendo las obras (...) Había un botero y él subió los sacos de cemento y las varillas por el río y un día en mi oficina recibo una llamada a través de mi secretaria de que hay un señor que dice conocerme y que esa persona viene de Talamanca. La secretaria lo único que dice es que no tiene cita.

“Soy hijo de un carpintero y vi a mi papá llegar a mi casa con los fierros, porque se había quedado sin trabajo, tengo hacia ciertas personas una sensibilidad para identificarme con ellas, no le iba a decir a mi secretaria que no recibía a alguien, que sabía de dónde venía, porque no tenía cita. Esa persona llega a mi oficina y me dice ‘usted tiene muchos trabajos’. Le digo, ‘no tengo trabajo’, me dice ‘necesito trabajo de peón, deme algún trabajo, no hay trabajo en Talamanca’.

Según el relato que hizo a los legisladores, días después, en una reunión en la que coincidió con Abel González, de la empresa MECO, le pidió si podía ayudarle a esa persona con un trabajo de peón: “Si podés se lo das, si no, no”, recordó haber dicho.

De acuerdo con el exjerarca, unos días más tarde, le pidieron el teléfono de la persona para contactarla y fue a través de su secretaria (situación que describe el expediente) que lo hizo llegar.

“Era un trabajo de peón, es una persona muy humilde y sencilla. A mí, diputados actuales llegaron a mi oficina a decirme ‘no tenés obligación, pero necesito ayudar a una persona ‘¿podés ayudarme?’ y nunca me presionaron (...) tal vez ahí estoy actuando como que cada ladrón juzga por su opinión y como yo no estaba pidiendo cosas a cambio a los diputados que llegaron a pedirme si había posibilidad de que alguien trabajara como ingeniero o abogado en el Conavi, yo no me sentí obligado y nunca pude ayudar a ninguno.

“No le di seguimiento y no supe si se le pudo dar trabajo de peón a esta persona y si tuviera que volver a pedir a alguien que le dé trabajo de peón a alguna persona lo volvería a hacer, no estoy esperando a cambio ningún favor”, concluyó.

Rodríguez afirmó que nunca tuvo ninguna presión de parte de MECO para cobrar ese favor porque ni siquiera supo si a ese peón finalmente lo contactaron o le dieron el trabajo.

Tras las informaciones, la diputada liberacionista Franggi Nicolás pidió a Rodríguez dar los nombres de los diputados que habrían pedido los favores de colocar en puestos a conocidos, pero el exdirector dijo que no daría los nombres ni se referiría a ese tema.

Dádivas y dietas

En repetidas ocasiones, los diputados también cuestionaron a Rodríguez sobre las dietas que recibió como miembro de la Fundación Costa Rica Canadá, a pesar de que tenía dedicación exclusiva en el Conavi.Aunque al inicio de la comparecencia dijo que esto era una mentira “que alguien inventó”, durante la etapa de preguntas rechazó referirse a este y otros temas que son mencionados en el legajo judicial.

En un acalorado intercambio con la diputada Nicolás, el exjerarca también negó haber recibido dádivas de parte de las empresas.

La discusión surgió cuando la diputada le preguntó sobre una caja de un regalo que habría pedido que le llevaran a su casa. Este fue el intercambio.

–Es una pregunta que no voy a contestar porque está en el expediente.

–Y porque lo compromete.

–Eso es falso. Es un derecho que tengo y usted no me está respetando.

–Usted me acaba de decir que esto es falso, pero si usted se quiere acoger a su derecho constitucional, en su derecho está, pero yo tengo derecho como diputada a emitir mis opiniones al respecto.

–Usted tiene que respetar lo que la constitución dice, es mi derecho.

–Yo lo insté a que si es falso, que nos ayude a contestar, pero si usted no quiere, está en su derecho. Lamento que este tema lo incomode, más le ha incomodado y más le ha molestado a cientos de costarricenses que han estado indignados por su actuar y el actuar de Rodolfo Méndez Mata y el séquito de corruptos que hay en el Conavi.

Otro de los temas álgidos planteado al exjerarca fue el haber mantenido obras sin contenido presupuestario, tal como lo dijo en esa comisión el exgerente de Conservación Édgar Meléndez.

Rodríguez refutó: “Nunca hemos ejecutado ninguna obra que no tenía contenido presupuestario”. Señaló que Meléndez debería demostrar esas aseveraciones por escrito.

Amenaza de abogado y los fondos de la ruta 32

Otro de los momentos que alteraron el intercambio entre el exfuncionario y los diputados fue cuando se le consultó si había sido él quien ordenó tomar los recursos de la ruta 32 el año pasado para cubrir el faltante presupuestario en el Conavi.

Rodríguez dijo que se siguió el procedimiento legal y que fueron los diputados quienes aprobaron esa modificación presupuestaria.

“Tuvimos dos huracanes, necesitábamos dinero para eso (...) yo recomendé utilizar recursos que no se iban a gastar ese año”, expresó.

Al final de su comparecencia, el ingeniero de 70 años, también hizo referencia a la relación con el abogado Verny Jiménez, quien semanas atrás hizo fuertes afirmaciones en el foro legislativo. Según Rodríguez, la única vez que ha recibido una intimidación ha sido de ese funcionario.

Según detalló, cuando el abogado participaba en una terna para el puesto de director jurídico del Conavi, habría acudido a su despacho para hablar mal de los otros dos aspirantes.

En esa ocasión sacó a relucir el tema de las dietas y la Fundación Costa Rica- Canadá, indicándole que hacía algo en contra de la ley, lo que Rodríguez interpretó como una intimidación en busca de ser favorecido en el concurso, por lo que se molestó con el abogado y le pidió que se retirara de su oficina.

Rodríguez fue director del Conavi desde el inicio de la actual administración, hasta mediados de julio, cuando presentó su renuncia para acogerse a su pensión. Ocurrió un mes después de los allanamientos realizados por la Fiscalía y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.