Juan Fernando Lara Salas. 14 septiembre
Vista del cruce de Taras y la recta hacia La Lima, en Cartago. Esta imagen de abril refleja el poco movimiento vehicular, en razón de la restricción vehicular sanitaria por la covid-19. Foto: Rafael Pacheco
Vista del cruce de Taras y la recta hacia La Lima, en Cartago. Esta imagen de abril refleja el poco movimiento vehicular, en razón de la restricción vehicular sanitaria por la covid-19. Foto: Rafael Pacheco

Dos intersecciones de tres y cuatro pisos que auguran alivio para conductores que ingresan o salen de la ciudad de Cartago estarían concluidas para la segunda mitad del 2022, confirmaron este lunes 14 de setiembre autoridades del MOPT.

Dicha previsión se refiere a los intercambios conocidos como Taras y La Lima, cuya construcción arrancaría a finales de año luego de firmarse este 14 de setiembre el contrato que permitirá el desarrollo de las obras previstas a lo largo de 2,8 kilómetros entre ambos intercambios.

Por esa vía circulan diariamente alrededor de 40.000 vehículos, según estimaciones del MOPT.

El contrato lo suscribió el ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, y representantes del Consorcio H Solís-Estrella −que estará a cargo de las obras− en un acto realizado en la delegación de Tránsito, en Taras.

Ahí acudieron también el presidente Carlos Alvarado, diputados de la zona, el viceministro del MOPT, Tomás Figueroa, y el alcalde de Cartago, Mario Redondo.

La obra fue adjudicada al mismo consorcio a cargo de las obras del tramo norte de la carretera de Circunvalación.

Los trabajos están valorados en $58 millones y ese monto se financiará con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) previamente suscrito por Méndez Mata a inicios de abril.

La estimación es que ambas intersecciones estén concluidas en un plazo de 28 meses a partir de la orden de inicio lo cual sitúa su conclusión para inicios del 2023. Sin embargo, Méndez Mata aseguró que en realidad serán unos 18 meses.

El ministro prevé que sería antes porque en la planificación se hizo una ingeniería de valor para eliminar unas 30 expropiaciones parciales previstas inicialmente y otros detalles los cuales van a permitir que el contratista pueda hacer la obra en menos tiempo.

“Sería especulativo decir cuánto nos ahorraremos. El contratista dispone de 28 meses que me parece un plazo muy amplio pero es el plazo que la unidad ejecutora dio. Sin embargo, al no haber expropiaciones, el cálculo del contratista es ahora de 18 meses. Esta obra tendrá un impacto muy positivo”, mencionó Méndez Mata.

Tomás Figueroa, viceministro del MOPT, prevé que en un mes podrían iniciarse primeros trabajos.

“La ruta 2 entre San José y Cartago es una ruta clave por los viajes diarios de personas quienes viven en Cartago y trabajan en San José o zonas más alejadas. Hablo de centros de población muy importantes donde las personas requieren siempre suministros de todo tipo y esa ruta es la arteria para ese suministro”, explicó Figueroa.

Para Figueroa, esa creciente demanda de la vía por diversas actividades económicas y crecimiento poblacional, ha hecho que la carretera sea insuficiente para atender las necesidades en general de sus usuarios de forma que estas obras traerían un alivio en ese sentido.

(Video) Así será el nuevo cruce de Taras

En detalle

La obra incluye la construcción de dos pasos elevados con seis carriles de circulación en el caso de Taras y cuatro en La Lima, en donde también se habilitarán dos carriles más para los vehículos que circulen desde y hacia el sector de El Guarco.

Además, a lo largo de la radial de 2,8 kilómetros que habrá entre una y otra intersección se realizarán mejoras que permitan mantener tres carriles por sentido.

En ese mismo tramo, se levantaría un paso superior con una rotonda con el propósito de facilitar el acceso y salida de la calle que se ubica cerca del supermercado Walmart, en La Lima.

De acuerdo con el plan, para el intercambio de Taras se construirá una rotonda a nivel de la vía actual, que permitirá el acceso a San Nicolás de Cartago.

En la parte superior se dispondrá de tres carriles por sentido para que los vehículos que circulan desde la carretera Florencio del Castillo hacia Cartago o, viceversa, transiten sin detenerse.

Además, en ese cruce se contemplan retornos, carriles de acceso y conexiones con vías marginales.

En el cruce de La Lima es donde se levantará la obra más compleja, ya que se pretende construir dos rotondas, un paso inferior y un túnel, con lo que el intercambio, en total, tendría cuatro niveles en los distintos sentidos de circulación.

En el intercambio de La Lima se construirán dos rotondas y dos pasos superiores, además un paso inferior o túnel con lo que la intersección tendrá en total cuatro niveles.
En el intercambio de La Lima se construirán dos rotondas y dos pasos superiores, además un paso inferior o túnel con lo que la intersección tendrá en total cuatro niveles.

Ese intercambio dispondrá de cuatro carriles elevados (dos por sentido) para entrar o salir de la ruta Interamericana sur hacia la ruta 10, que es la que pasa por el centro de Cartago.

Además, tendrá otros dos carriles elevados (uno por sentido) para mantener el desplazamiento continuo sobre la Interamericana sur o ruta 2, entre La Lima y El Guarco.

Las rotondas que se localizarán a nivel permitirán el intercambio hacia uno u otro de estos pasos elevados; mientras que el paso inferior privilegiará el acceso desde la ruta hacia el centro de Cartago.

El consorcio a cargo deberá, además, realizar mejoras en la superficie de ruedo y su base, así como arreglos en los accesos a las calles marginales, disponer aceras con anchos de dos metros, bahías de autobús y ciclovías en aquellos tramos donde sea posible.