Diego Bosque. 18 junio
La ampliación de la vía entre San José y San Ramón incluye mejoras en puentes y calzada a lo largo de 60 kilómetros. Fotografía: Mario Rojas
La ampliación de la vía entre San José y San Ramón incluye mejoras en puentes y calzada a lo largo de 60 kilómetros. Fotografía: Mario Rojas

Varios diputados exigen al ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, una respuesta sobre el futuro de la ampliación de la vía San José-San Ramón.

El jerarca del MOPT se reunió, el 17 de mayo, con los diputados por Alajuela y varios alcaldes de Occidente (San Ramón, Palmares, Naranjo y Grecia) para hablar sobre ese proyecto.

Ese día Méndez Mata pidió tres semanas para tomar decisiones sobre la obra y el financiamiento de la preinversión, pero las tres semanas ya pasaron y los legisladores presionan por noticias.

La ampliación de esa carretera está a cargo de un fideicomiso administrado por el Banco de Costa Rica (BCR). No obstante, la iniciativa requiere $35 millones para pagar los estudios de preinversión y cancelar expropiaciones.

Esas gestiones tardarían, de acuerdo con los cálculos del BCR, 37 meses; ese plazo ha sido calificado por los vecinos de la zona, alcaldes y diputados como "excesivamente largo".

Roberto Thompson, legislador de Partido Liberación Nacional (PLN), envió la semana pasada una nota al despacho del ministro en la que solicita una nueva reunión para conocer los avances. Sin embargo, no ha obtenido respuesta.

"Los diputados de Alajuela de varias fracciones hemos hablado sobre este tema, la semana pasada se cumplieron cuatro semanas desde la reunión en el MOPT y no nos han dado noticias sobre el futuro del proyecto. Por esa razón el miércoles anterior decidí enviar una nota solicitando una reunión para saber qué va a pasar con esa obra", declaró Thompson.

Para el congresista, definir de dónde saldrá el financiamiento de la fase de preinversión y reducir los 37 meses que tardará la preinversión son aspectos vitales.

"Yo me topé al ministro en una actividad la semana pasada y le externé mi preocupación, le dije que estamos dispuestos a colaborar, pero necesitamos que él nos dé el norte a seguir (...) Él lo que me dijo es que necesita un poco más de tiempo", expresó Daniel Ulate, legislador del PLN

¿Qué pasa?

Consultado sobre este tema, Méndez Mata manifestó que está trabajando junto al BCR para sacar el proyecto adelante, pero aún no tiene nada concreto que comunicarle a los diputados y alcaldes.

El ministro admitió que lo desalienta recibir presiones "por unos días de atraso".

Entonces ¿Cuándo se reunirá de nuevo con los legisladores para darles noticias sobre la ampliación?

"Muy pronto, muy pronto (...) Cuando el asunto esté maduro lo daremos a conocer, hablar de algo que no esté maduro es imprudente e inecesario”", contestó Méndez Mata.

Esta semana el ministro viajará, del 20 al 22 de junio, a Honduras para una reunión de la Corporación Centroamericana de Servicios de Navegación Aérea (Cocesna).

El BCR indicó que hizo una planteamiento al MOPT sobre el nuevo cronograma de trabajo para la etapa de preinversión.

"Se le presentó una primera propuesta. Pero el ministro pidió que afinemos algunas cosas y estamos en eso. Esperamos que esté para la próxima semana ya aprobada", comentó María Alvarado, encargada de comunicación del proyecto en el BCR.

La funcionaria agregó que los detalles los daría a conocer el MOPT.

Sobre la preinversión

Esa fase comenzará formalmente cuando el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y el BCR consigan $35 millones para financiarla. De los $35 millones, $15 millones se destinarían a pagar las expropiaciones.

El número de propiedades no está claramente estimado, pues en noviembre del 2014 se hablaba de 29, aunque el diseño de la vía era otro.

El tiempo que tomaría finiquitar los trámites para empezar la construcción equivale al 77% de un periodo presidencial.

El proyecto de ampliación comenzó en 1994. Actualmente, en algunos tramos de esta importante carretera, que prácticamente es de dos carriles, circulan de 84.000 a 110.000 vehículos al día. La idea es llevarla a tramos con tres o cuatro carriles.

Inicialmente, la ampliación de la carretera a San Ramón fue dada en concesión a la constructora brasileña OAS por $524 millones, pero en abril del 2013 la expresidenta Laura Chinchilla frenó el proyecto porque los ramonenses se oponían al costo de los peajes previstos (¢1.965 por sentido y de ¢3.930 ida y vuelta).

Datos claves como el costo final de la obra, el valor de los peajes, cantidad de estaciones de cobro, número de expropiaciones y diseños finales siguen sin conocerse.