Vanessa Loaiza N.. 21 enero, 2016
Ñkán inhabilitadas hasta por cinco años.í lo indica el artículo 45 de la propuesta de ley que promueve el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para crear el nuevo Instituto Nacional de Infraestructura (INI).
Ñkán inhabilitadas hasta por cinco años.í lo indica el artículo 45 de la propuesta de ley que promueve el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para crear el nuevo Instituto Nacional de Infraestructura (INI).

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) invirtió ¢3.040 millones en el diseño de proyectos en el período 2000 - 2014 y hasta el momento, ninguno ha sido licitado para construcción.

Este es uno de los hallazgos señalados por la Contraloría General de la República en una auditoría operativa realizada al Conavi.

Según el documento, la Contraloría analizó 49 diseños de proyectos contratados en ese período de 14 años. Ninguno estuvo basado en estudios de preinversión, "con el agravante de que un 65% de esos diseños (32 proyectos) aún no han sido licitados para la fase constructiva, siendo un gasto para el Conavi de ¢3.040 millones".

En esta larga lista están las carreteras: Paso Real - San Vito - Ciudad Neily, Santa Cruz - Santa Bárbara - Corralillo - Puerto Humo, Tibás - Pirro, Llano Grande - Tierra Blanca, Rancho Redondo - Llano Grande y Coris - La Lima, entre otros.

El informe agrega que de cinco proyectos de construcción y mejoramiento de carreteras finiquitados entre el 2010 y el 2014, cuatro presentan un "bajo nivel de eficiencia global" en la gestión.

Se trata de Monterrey - San Antonio de León Cortés, La Teresa-Ticabán, Tilarán - Líbano y Los Ángeles - San Miguel de Santo Domingo. En estos casos, las obras demoraron 2,7 veces el tiempo establecido inicialmente y costaron 1,14 veces más que el monto original.

"Además, en cuatro proyectos la orden de inicio se dio de forma inoportuna y se firmó bajo protesta por parte del contratista, por cuanto no se cumplía con todas o algunas condiciones precedentes responsabilidad de la Administración", entre ellas, la reubicación de servicios públicos o la disposición del derecho de vía.

De 14 proyectos revisados (finiquitados y no finiquitados a julio de 2015) por la Contraloría, en todos se incluyeron "trabajos no contemplados" o no considerados en los diseños y cantidades de obra a ejecutar; "un 36% de los proyectos, contaba con los diseños de las obras desactualizados al momento de licitar el proyecto para la fase constructiva, un 36% de los diseños requirieron revisión y únicamente el 28% de los diseños estaban actualizados".

Por último, en ninguno de los casos se contrataron oportunamente las labores de verificación de la calidad de las obras adjudicadas.

En términos generales, la Contraloría sostiene que el Consejo es ineficiente en la ejecución de proyectos de construcción y mejoramiento de la red vial, esto deriva en atrasos, mayores erogaciones en el pago de las obras y riesgo en la garantía de la calidad de los trabajos ejecutados.