Por: Patricia Recio.   11 septiembre
La ampliación del tramo de la ruta 32, entre el puente sobre el río Virilla y el cruce del restaurante La Casa de doña Lela, estaría entre las prioridades del Conavi. Foto de: Diana Méndez.

No volver a dar una licitación sin contar con la preingeniería completa es la promesa con la que el nuevo jerarca del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mario Rodríguez, hará frente a las obras que debe desarrollar esa dependencia en los próximos años.

Esa unidad ejecutora tiene a su cargo una serie de proyectos claves para el país, empero, según el director la prioridad de la nueva administración es que se cumplan las labores de planificación necesarias para ejecutar los que ya están en marcha y dar mantenimiento o preparar aquellos que servirán de base para grandes obras viales.

“Tengo una lista de al menos 30 proyectos que están licitados y adjudicados y en este momento no se pueden ejecutar porque hay dos, tres expropiaciones que no se hicieron a tiempo, un estudio impacto ambiental que no se hizo, eso obedece a que en un momento determinado la prioridad era política (...) y a dos semanas a de haber llegado al Conavi, reviso esa lista de proyectos adjudicados y hay casos que se dio la orden de inicio y al día siguiente se dio la orden de suspensión porque no teníamos todos los previos necesarios”, dijo.

Ese tipo de situaciones son, según expertos consultados por La Nación, la principal causa del entrabamiento en el desarrollo de infraestructura vial en el país, que se viene presentando desde hace más de tres décadas.

“Este país tiene suficientes profesionales y suficiente capacidad técnica para decir qué va primero, yo no licito un proyecto hasta que no tenga la certeza de que cuente con las expropiaciones, los estudios de ingeniería correctos, o que tengo los planos bien hechos”, añadió.

En un análisis de la Cámara Costarricense de la Construcción, se incluyó dentro de esa dependencia del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ocho proyectos, de los cuales dos tienen entre un 30% y 50% de las etapas previas cumplidas, mientras que en los restantes el avance ronda entre el 8% y el 5%.

Sin embargo, algunos de ellos no se encuentran en planes de ser ejecutados en los próximos años, de acuerdo con el plan de inversión que dio a conocer el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, el pasado jueves y según lo confirmó el nuevo jerarca del Conavi.

Así, por ejemplo, dentro de esa cartera se ubica la ampliación y mejora de los 93 kilómetros entre Palmar Norte y Paso Canoas al sur del país, pero esa obra no verá la luz en el corto plazo.

“El plan que se ha planteado es lo que el Gobierno estima que es lo que se puede realizar en los próximos siete años, va a haber ausencias de proyectos que son necesarios pero que no forman parte del programa en este momento, no quiere decir que más adelante no se puedan incorporar”, aseguró el jerarca al ser consultado durante esa presentación por esa obra específica.

En el listado también se incluye una radial a Heredia que iría de Tibás por Santo Domingo, planeado desde hace varios años, según la Cámara de la Construcción, y que se quedó únicamente en un anteproyecto.

En ese trayecto, en su lugar, el Conavi trabaja en la rehabilitación de los llamados pares viales que forman parte del proyecto de Sectorización.

En esas obras se incluye el mejoramiento de la vía existente, así como la ampliación en un carril, que permita implementar carriles reversibles.

Estado de los proyectos

Sin embargo, de acuerdo con el jerarca del Conavi, en la ejecución se han encontrado una serie de problemas que han complicado las labores, como malos sistemas de evacuación de agua y errores de diseño en las vías municipales.

Tampoco aparece entre los planes próximos del Gobierno la ruta entre Sámara y Nosara en Guanacaste.

En esos 30 kilómetros se indicó hace cuatro años que era necesaria una “intervención mayor” que incluyera la construcción de toda la vía en pavimento, así como puentes pues se trataba de una zona propensa a inundaciones. En esa ocasión se estimó necesaria una inversión de $70 millones, con base a los diseños existentes.

De acuerdo con el análisis de la Cámara, ese proyecto ya cuenta con diseño y estudios y también completó otras etapas previas como la corta de árboles y reubicación de servicios, empero, en los últimos años las inversiones que ha recibido consisten en el mejoramiento de la calle existente, que actualmente se encuentra en lastre.

Ver más!
Allanar el camino

En las obras donde se verá al menos un avance es en aquellas que formarán parte, a futuro, de grandes proyectos.

“Esos proyectos apenas empiezan a hacer los estudios de preinversión, que llevan cierto tiempo, en el interín al Conavi le corresponde ser responsable de esas obras hasta que llegue un punto tal que haya una empresa que tomó el proyecto”, explicó Rodríguez.

En este grupo se incluyen los intercambios en Taras y La Lima, en Cartago, que inicialmente serían proyectos a cargo del Conavi, pero ahora se alimentarán con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y forman parte del plan de inversión del MOPT para los próximos siete años.

En ese sector se invertirán $70 millones de los cuales el Conavi aportará $20 millones para la construcción de dichos pasos a desnivel.

Los intercambios de Taras y la Lima en Cartago ya cuentan con diseño y financiamiento. Foto: MOPT para LN.

En tanto, según el director del Conavi, mientras se llega a la ejecución de esa obra, ellos serán responsables de garantizar la calidad de la vía existente, lo que implicará sustituir la losa de concreto existente en varios tramos de la Florencio del Castillo.

Además, esas inversiones previas a la llegada de la concesionaria que finalmente desarrollará el corredor vial entre San José y Cartago, permitirá que al final los costos de los peajes sean “socialmente aceptables”.

Una situación similar ocurre en el caso del proyecto para mejorar y ampliar el tramo de la ruta 32 que va desde el puente sobre el río Virilla conocido como del Saprissa, y el cruce en San Miguel de Santo Domingo de Heredia, por el restaurante La Casa de doña Lela.

Recientemente, el ministro Méndez Mata dijo que se destinarían $3,5 millones para los estudios de factibilidad en el trayecto de San José a Río Frío (que incluye el tramo mencionado) y posteriormente esa obra sería dada en concesión.

Mientras eso llega, el plan del Conavi es que cuando se concrete la ampliación del puente sobre el Virilla, no se convierta en un embudo para los conductores.

“Sería ideal que cuando esté construido el puente del Saprissa lo que tenga no es un puente más amplio y un cuello de botella después del puente, sino que se intente caminar ese proyecto hasta lo que llamamos doña Lela para que el flujo vehicular en esa zona esté debidamente ampliado y habremos logrado un doble objetivo”, dijo el jerarca.

El otro de los grandes desarrollos que debe ejecutar el Conavi es la llamada punta sur, entre la carretera Bernardo Soto y Sifón.

Esa obra ya cuenta con un pre diseño, pero no se ha definido su financiamiento. El año pasado el MOPT había informado que para la construcción de estos siete kilómetros se requerían $85 millones.

En el plan anunciado por el jerarca de ese ministerio la semana pasada, se anunció que se destinarían $200 millones del préstamo del BID a la nueva carretera a San Carlos (de la cual forma parte esa punta) y que el gobierno aportaría otros $100 millones.

Sin embargo, la administración debe iniciar por realizar nuevamente estudios y diseñar todo el proyecto, tras romper con la empresa Sánchez Carvajal, por lo que no hay una fecha prevista para su ejecución.