Juan Diego Córdoba González. 14 septiembre
Autoridades siguen sin definir la vía legal para concesionar la modernización de Caldera. La Contraloría tendrá la última palabra sobre si se debe ampliar el contrato con la actual operadora o si se lleva a concurso internacional con otros oferentes. Fotografía: Rafael Pacheco.
Autoridades siguen sin definir la vía legal para concesionar la modernización de Caldera. La Contraloría tendrá la última palabra sobre si se debe ampliar el contrato con la actual operadora o si se lleva a concurso internacional con otros oferentes. Fotografía: Rafael Pacheco.

Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) acudieron a reformar su Consejo Portuario Nacional en busca de acelerar las nuevas obras y concesiones.

Con esa modificación, ahora también tendrán voz y voto en los acuerdos portuarios el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), y la Cámara Costarricense de Navieros (NAVE). Cada organización tendrá un representante.

La reforma del Consejo Portuario ocurre en momentos en los que todavía no se tiene clara cuál va a ser la vía para modernizar puerto Caldera, infraestructura que quedó desfasada para las necesidades del país.

Se debe definir si se amplía el contrato con la operadora actual o si se valora otra oferta internacional.

La modificación también se da mientras los exportadores esperan que el gobierno llegue a un acuerdo para reducir las tarifas que pagan en la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

A su vez, ocurre mientras avanzan los estudios para la construcción de la Terminal de Cruceros de Limón, o las negociaciones para dar en concesión la modernización de la Terminal de Cruceros de Puntarenas.

Esos negocios también han sido marcados como prioritarios por el Ejecutivo, debido al impacto económico que generan en las costas, a raíz del turismo.

El viceministro de Transporte Marítimo y Aéreo, Olman Elizondo, confirmó que todos esos serán temas que se discutan en el Consejo.

Además, explicó que acordaron incorporar a empresarios y navieros al órgano, como principales usuarios de los puertos.

“En los decretos anteriores, pues yo diría que no estaban adecuados a nuestra estructura de hoy, ni tampoco a las demandas y requerimientos que tenemos en temas portuarios”, afirmó Elizondo.

Los empresarios y navieros se sentarán a discutir estos y otros temas junto a las presidencias ejecutivas del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) y de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), autoridades marítimas en ambas costas.

Ahí también estarán las autoridades rectoras del MOPT: el ministro, el viceministro de Transporte Marítimo y Aéreo, el director de la División Portuaria y el secretario técnico del Consejo Nacional de Concesiones.

Además, como parte de los cambios, a mitad del periodo constitucional del gobierno, se incorporaron al Consejo las presidencias ejecutivas del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) y de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Se incluyó la autoridad ferroviaria por prestar los servicios de carga de mercancías en el Caribe, y por sus intenciones de retomar las labores en el Pacífico. Mientras, se avanza en los estudios del Tren Eléctrico Limonense de Carga (Telca).

A Recope, por su parte, por ser responsable de administrar la terminal petrolera de Moín, y además, por tener dentro de sus proyectos, la construcción de otra terminal flotante en Caldera.

Como parte de la reforma, el MOPT terminó agregando cinco instituciones u organizaciones que antes no integraban su Consejo Portuario.

¿Más burocracia?

El Informe Estado de la Nación 2019 hizo señalamientos sobre la compleja estructura organizacional y descentralización del MOPT.

De acuerdo con el análisis, el exceso de consejos descentralizados y de entidades autónomas, complican la gestión y rectoría de ese ministerio.

“Una de las dificultades es la poca articulación con los órganos desconcentrados y las instituciones autónomas del sector (Incofer, Japdeva e Incop).

“Aunque el MOPT tiene la potestad de girar directrices, este mecanismo tiene poca influencia en la práctica: muchas veces, las órdenes no son acatadas y hay pocas o nulas herramientas para sancionar incumplimientos”, señala el documento.

Estructura organizacional del MOPT. Estado de la Nación 2019.
Estructura organizacional del MOPT. Estado de la Nación 2019.

Otro de los aspectos que menoscaba el rendimiento del MOPT, según el informe, es el constante cambio de jerarca.

Sin embargo, en la actual administración, Rodolfo Méndez se ha sostenido al frente de la cartera.

Elizondo afirmó que en este caso no se está creando más burocracia. Señaló, más bien, que se mejora un órgano que funcionaba en el pasado, para poder coordinar con las instituciones involucradas en la materia.

“Esto no es burocracia. En primer lugar, no paga dieta, pues todas las personas que participamos en él lo hacemos como parte de una de las tareas que tenemos, las empresas privadas también.

“Al contrario, estos son los órganos de facilitación que permiten obtener mejores resultados. Precisamente, es la forma de llegar a utilizar mejor los recursos”

Cualquier gasto en que se incurra para el funcionamiento del Consejo Portuario Nacional, como materiales de oficina, por ejemplo, será costeado por el presupuesto vigente del despacho del ministro Méndez.

Conscientes de la larga estructura organizacional, el MOPT se inclinó por formular un nuevo decreto de creación del Consejo Portuario Nacional.

Ahí quedó establecido que este órgano apenas será de coordinación superior y no un ente de desconcentración máxima, como sí lo son los consejos de Transporte Público (CTP), Concesiones (CNC) y Seguridad Vial (Cosevi), por ejemplo.

Así consta en la publicación del diario oficial La Gaceta, del pasado 23 de agosto.

Por ello no requerirá de personal propio o de alquileres de edificios, como sí sucede con otros de los órganos.

El Consejo se reunirá una vez cada dos semanas en las oficinas del MOPT. Además, será presidido por el jerarca, Rodolfo Méndez.