Patricia Recio. 8 abril
Los trabajos en las cuatro etapas de Circunvalación se encuentran suspendidos desde el miércoles. fotos Alonso Tenorio
Los trabajos en las cuatro etapas de Circunvalación se encuentran suspendidos desde el miércoles. fotos Alonso Tenorio

Injustificado. Así, califica el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) el rechazo de la Contraloría General de la República a la solicitud de adenda en el contrato de supervisión del proyecto de la Circunvalación norte, por un faltante de ¢2,2 millones ($3.614).

Para Illeana Aguilar Aguilar, vicepresidenta de la Junta Directiva del CFIA, la diferencia en un proyecto de $163 millones no debería ser la causa de que las obras se atrasen un día más.

Los trabajos están paralizados desde el martes debido a que sin supervisión técnica es imposible avanzar. Esa labor era realizada por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés), cuyo contrato con el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) venció el 27 de marzo.

“Yo resolvería” el problema “con una llamada”, afirma Aguilar, quien agregó que pediría una enmienda para dar continuidad al trámite. “Un día de atraso en la construcción es un día de atraso a la puesta en servicio de una carretera por donde van a circular por lo menos 100.000 vehículos diarios, ¿cuánto le cuesta esto al país?”, añadió.

La vicepresidenta del CFIA hizo un llamamiento tanto a los funcionarios del Conavi como a los de la Contraloría para que procuren dar prioridad a los trámites pendientes y así evitar la paralización de las obras.

El diputado David Gourzong (PLN), miembro de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Legislativa, consideró, sin embargo, que el vencimiento del contrato de supervisión era un tema que debió resolverse oportunamente y defendió la gestión de la Contraloría.

“Es lamentable la afectación a la obra y que, muy probablemente, se den despidos por parte de la empresa constructora, afectando a un importante número de trabajadores y sus familias”, afirmó.

El faltante de los ¢2,2 millones lo dio a conocer este jueves la División de Contratación Administrativa del órgano contralor como la causa del rechazo a la ampliación del contrato con UNOPS por un monto de $1,3 millones.

Según dijeron, al Conavi le falta esos ¢2,2 millones en la certificación de ingresos que era parte de los requisitos para obtener la adenda.

En el último certificado presentado, el Conavi indicó que dispone de ¢816,6 millones para cancelarle a UNOPS su labor por lo que resta del año. Sin embargo, al convertir los $1,3 millones a colones con el tipo de cambio oficial de la fecha en que se emitió el oficio de resolución, daba un resultado ¢818,8 millones.

El Conavi indicó que “entiende la resolución de la Contraloría General de la República y procederá a enmendar la certificación por el monto que se requiere para la supervisión de los trabajos en la nueva carretera Circunvalación norte”.

Según detallaron el trámite se realizaría este mismo jueves.

Costos elevados y duplicidad de funciones

Ante la suspensión de labores por vencimiento de contrato con UNOPS, la Cámara Costarricense de la Construcción reiteró críticas a la gestión de esa agencia en el país.

En su criterio, Costa Rica no debe suscribir más contratos con esa oficina, “debido a que sus servicios generan duplicidad de funciones y elevan el costo de las obras”.

“En momentos en que el país atraviesa por una grave crisis económica, acrecentada por la pandemia del covid-19 y por la delicada situación de las finanzas públicas, las entidades de gobierno no deben establecer nuevos contratos con UNOPS.

“Informes de la Contraloría General de la República confirman que lejos de tener buenos resultados, los proyectos vinculados a esta entidad han presentado atrasos y sobrecostos”, manifestó Esteban Acón, presidente de la Cámara en un comunicado.

Esa organización recordó informes del órgano contralor, según los cuales las obras que se han encargado a UNOPS tuvieron atrasos de hasta un 163% y sus costos se elevaron hasta 76%, como ocurrió en el caso de los puentes sobre el río Virilla o la misma Circunvalación norte que ya supera el 117% de atraso.

Asimismo, resaltaron los sobreprecios por el gerenciamiento de los proyectos en el caso del memorando de acuerdo entre el Conavi y UNOPS para los puentes sobre el río Virilla cuyos costos administrativos se incrementaron un 98,25%.

“UNOPS incumple con el pago de las obligaciones ante la Caja Costarricense del Seguro Social. Las instituciones que contratan a UNOPS no han verificado el cumplimiento de esto, como lo ha dispuesto la CGR en los refrendos”, añadieron en el comunicado.

Para la Cámara en el país existen empresas que pueden brindar los mismos servicios que UNOPS con mejores precios y cumpliendo con las disposiciones de ley.