Juan Fernando Lara Salas. 23 febrero
El Parque Nacional Corcovado será una de las áreas que tendrá mejoras de infraestructura. Este se creó en 1975 con una extensión de 45.914 hectáreas en tierra y 3.354 hectáreas marinas. Posee el 2,5 % de la biodiversidad del mundo. Allí viven especies como esta rana arbórea de ojos rojos (Agalychnis callidryas). Fotografía: Cortesía de Surcos Tours.
El Parque Nacional Corcovado será una de las áreas que tendrá mejoras de infraestructura. Este se creó en 1975 con una extensión de 45.914 hectáreas en tierra y 3.354 hectáreas marinas. Posee el 2,5 % de la biodiversidad del mundo. Allí viven especies como esta rana arbórea de ojos rojos (Agalychnis callidryas). Fotografía: Cortesía de Surcos Tours.

Cinco parques nacionales de la zona sur del país verán mejoras en su infraestructura de atención a visitantes, con el anuncio, este martes, del arranque de obras valoradas en ¢1.722 millones. Los trabajos persiguen dinamizar más la actividad turística en la región.

Los arreglos incluyen nuevas baterías sanitarias, puentes en senderos, módulos de hospedaje para funcionarios y albergues para los visitantes, cada una en función de las necesidades de las distintas áreas silvestres protegidas donde están los parques.

Las obras darán inicio este mes y tienen un plazo de ejecución de un año. Las construcciones se realizarán de manera progresiva, informó el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) en un comunicado.

Las mismas se desarrollarán en los parques nacionales Marino Ballena, Corcovado, Piedras Blancas, Internacional La Amistad y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Golfito, con fondos de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur) y bajo la administración financiera de la Fundación Corcovado.

El proyecto lleva por nombre Mejoramiento de las Condiciones de Visitación Turística, Empleabilidad y Conservación de las Áreas Silvestres Protegidas del Pacífico Sur.

Franklin Paniagua, viceministro de Ambiente, recordó que las áreas silvestres protegidas actúan como motores de desarrollo local, por lo que mejorar la oferta turística con inversiones en infraestructura ayuda a promover más visitas hacia toda la región del Pacífico sur.

Para la directora ejecutiva de la Fundación Corcovado, Alejandra Monge, este proyecto completará esfuerzos en desarrollo para revitalizar la economía de la Región Brunca al cabo de un año de pandemia y escasa visitación.

“Esta zona, cuya espectacular belleza incluye la cordillera más alta del país, bosques prístinos y costas maravillosas, requiere que el turismo ponga sus ojos en ella; en especial en las comunidades aledañas al Parque Internacional de la Amistad, que son un tesoro escondido y que esperan con ansias el flujo de visitantes para mostrar su riqueza natural”, afirmó.

El anuncio de la orden de inicio de las obras tuvo lugar en el Parque Nacional Marino Ballena. También participaron el presidente de Judesur, Edwin Duarte; y los directores del Área de Conservación Osa, Laura Rivera, y de La Amistad-Pacífico, Ronald Chan, así como alcaldes de la zona y representantes de asociaciones de desarrollo.