Patricia Recio. Hace 3 días
Así luce la obra a menos de seis meses de la fecha de entrega. Foto: Rafael Pacheco
Así luce la obra a menos de seis meses de la fecha de entrega. Foto: Rafael Pacheco

La ampliación de 21 km de la Interamericana Norte en el tramo entre Limonal y Cañas debe entregarse, si no se aprueban más prórrogas, en abril del otro año.

Originalmente, la obra que se empezó a construir en setiembre del 2018, debía completarse en un plazo de 24 meses; es decir tenía que estar lista el pasado setiembre.

Sin embargo, a la fecha el avance de los trabajos es de un 52%; al tiempo que la empresa a cargo ha recibido órdenes de modificación en el contrato equivalentes a 209 días compensables por lluvias, expropiaciones y retrasos en el traslado de servicios públicos.

Así se refleja en un informe de la Auditoría del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) presentado el mes anterior; en el que se indica que en total han sido aprobadas cinco prórrogas.

Dicho documento señala que el 45% (95 días) del total de los días compensables aprobados corresponden a condiciones climáticas adversas que se presentaron de mayo a noviembre del 2019.

El restante 55% (114 días) fueron otorgados por atrasos en la obtención del permiso de tala de árboles, errores en las coordenadas utilizadas en los planos del proyectos y afectación por atrasos en las expropiaciones.

Sobre el tema de expropiaciones; el documento llama la atención a la unidad ejecutora, pues solo se han registrado 51 terrenos a nombre del estado, los cuales representan el 31% de los inmuebles requeridos.

Además, hay 22 procesos anulados o suspendidos y 90 en trámite.

“Es importante mencionar que en los últimos siete meses se han inscrito 24 inmuebles a nombre del Estado, lo cual implica un avance de menos de cuatro inscripciones por mes, aproximadamente.

“Tal y como había indicado el DABI (Departamento de Adquisición de Bienes Inmuebles), mediante correo electrónico del 18 de agosto de 2020, no es posible precisar para cuándo se tendrían todos los inmuebles a nombre del Estado, debido a que las fases finales para la culminación del proceso expropiatorio dependen de entidades externas al Ministerio”; advierte la Auditoría.

Y añade que “considerando que faltan aproximadamente 6 meses para que finalice el proyecto y hay 90 procesos de expropiación en trámite, se desconoce qué mecanismos se van a aplicar para incrementar la cantidad de inmuebles a nombre del Estado, con el fin de contar con los predios de forma oportuna”.

Deficiencias

El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) también realizó una serie de evaluaciones previas para determinar la calidad de los materiales y los procesos constructivos que se llevan a cabo en el proyecto.

En dichos informes se señalaron deficiencias tales como que existen desniveles de gran altura en los costados de la vía sin que haya medidas de seguridad para evitar accidentes de tránsito por esta causa.

Además, algunos muros de gaviones construidos en el proyecto no cumplen con las condiciones ideales.

El Lanamme también evidenció incumplimientos en los parámetros de resistencia del concreto que se utiliza.

En respuesta, y tras conocer los pronunciamientos de la unidad ejecutora, la Auditoría determinó que algunas de las falencias fueron corregidas; mientras que en otras, como el caso de los parámetros de resistencia del concreto aún están en revisión.

Además, pidieron a la unidad ejecutora dar seguimiento a temas como el diseño del pavimento, el cual, según Lanamme, estaría desactualizado ya que fue pensado para una vida útil del proyecto del 2015 al 2035.

“Respecto al diseño, la Unidad Asesora indica que va a coordinar con Pesos y Dimensiones del Conavi para considerar los valores de tráfico y valorar una posible modificación del diseño de la estructura del pavimento”, concluye el informe.

Sobre los incumplimientos en los parámetros del concreto estructural, la Unidad Asesora indicó que se permitió utilizar los elementos sin la resistencia necesaria, con la condición de que el contratista deberá asumir el riesgo total en caso de que se presenten problemas con la calidad final de los elementos que fueron señalados.

FUENTE: MOPT.    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

Agilizan obras

La semana anterior, el MOPT informó que a fin de agilizar los trabajos que se llevan a cabo en los 21 km de la ruta, se comenzó a utilizar un tren de pavimentación para colocar el pavimento.

Según explicó el viceministro de Infraestructura, Tomás Figueroa, este equipo con el que se cubren 9,14 metros de ancho de la calzada; está compuesto por una pavimentadora autopropulsada que permite conformar la losa de concreto en forma continua, además una texturizadora autopropulsada que se encarga del acabado a las losas en forma homogénea y que garantiza la seguridad en el rodaje, y un equipo de cortado de juntas.

Además, el tren de pavimentación cuenta con insertador de dovelas, que son las barras que unen cada losa, así como las barras de amarre del acero que refuerzan el concreto.

La ampliación de los 21 km tiene un costo de $89,8 millones y es financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como parte del Programa de Infraestructura del Transporte, mediante el cual se completó la ampliación del trayecto Cañas- Liberia y se llevarán a cabo las obras de Barranca a Limonal y La Angostura.

El proyecto incluye la reconstrucción a dos carriles de la calzada existente, la construcción del intercambio de Limonal, la demolición de los existentes y construcción de cinco puentes nuevos de cuatro carriles, dos puentes nuevos de tres carriles, ocho puentes peatonales y 18 pasos de fauna silvestres.