3 septiembre, 2008

¿Cuál ha sido su participación en este proceso?

No he tenido mayor información de la que ustedes han tenido allá en Costa Rica.

Usted es embajador en China y fundador del banco que custodia los bonos. ¿Cómo puede explicar esa doble condición?

Mi labor aquí es trabajar por una relación a más de 10.000 kilómetros de distancia. Estoy a tiempo completo en eso. En los informes están todas mis reuniones, siempre como diplomático. Esa ha sido mi única agenda permanente de trabajo.

¿Es casualidad su doble condición de embajador y miembro del BCT?

Separemos las dos cosas. Soy fundador del BCT desde hace 30 años y me siento orgulloso de haberlo formado. He sido feliz con mis trabajadores y mis socios en las épocas buenas y difíciles, siempre apegados a todos los procedimientos. Es parte de la realización de mi vida el haber generado un banco tico, el haber puesto mi esfuerzo y mi plata en esa empresa.

“Como embajador, en este tema solo he participado en reuniones con el Gobierno de China para pedir autorización de dar a conocer la información”.

Un lector se preguntaría por qué esa doble condición.

Claro, el público tiene toda la razón de pedir que uno le explique las cosas, pero no he tenido ninguna influencia ni participación en las transacciones, ni ninguna capacidad ni intención de influir. Este juego no es mío.

¿Usted ni siquiera conoce los detalles de este crédito?

No conozco ni siquiera cuál es el banco de China que compró los bonos. No conozco ni nunca he tenido ninguna reunión sobre el tema. Si en vez del BCT, la suspicacia sería con otros. Discúlpeme, no sé cómo más lo puedo explicar.

¿Cuándo supo que el BCT era el “subcustodio” de los bonos ticos por $150 millones?

Me enteré esta semana, a raíz de las publicaciones de ustedes.

Pero esa información se supo hoy (ayer) y no se ha publicado todavía...

Déjeme pensar. Una explicación de la participación del BCT... está el comunicado de hoy. No fue hasta hoy cuando lo conocí claramente, al igual que el custodio global.