Daniela Cerdas E.. 4 febrero
04/08/2018 En la plaza de la Justicia en San José un grupo de personas homosexuales solicitando el matrimonio del mismo sexo. foto Alonso Tenorio
04/08/2018 En la plaza de la Justicia en San José un grupo de personas homosexuales solicitando el matrimonio del mismo sexo. foto Alonso Tenorio

Este lunes fue publicada en La Gaceta la directriz presidencial para que las parejas del mismo sexo, de escasos recursos, puedan acceder a los bonos que da el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

Con la publicación, se abre la posibilidad de que estas personas soliciten la ayuda, en reconocimiento de derechos patrimoniales. La directriz fue firmada en diciembre anterior por el mandatario, Carlos Alvarado.

Para realizar el trámite, los interesados deben presentar ante el Sistema Financiero Nacional para la Vivienda una declaración jurada en la que conste que están juntos desde hace al menos tres años, condición de la unión de hecho.

“Hoy fue publicada en La Gaceta la directriz al BANHVI para reconocer los bonos de vivienda a parejas del mismo sexo. De esta manera, las parejas del mismo sexo podrán considerarse como núcleo familiar", dijo Luis Salazar, comisionado de Casa Presidencial para los asuntos LGBTI.

El artículo 2 de esta directriz instruye a las entidades a adaptar sus normativas “para que las parejas del mismo sexo puedan ser consideradas como núcleo familiar, siempre que demuestren su convivencia de forma estable”.

“Comparten alimentos, cama, cohabitación sexual por al menos tres años ininterrumpidos. (La convivencia) debe ser pública (evidente, patente, notoria); exclusiva (no simultánea, fiel) y bajo el mismo techo, lo cual documentarían mediante declaración jurada extendida ante un notario público en papel de seguridad.

"Asimismo, deberán ostentar la libertad del estado civil, la cual documentarán mediante certificado o constancia del Registro Civil”, indica la directriz publicada hoy.

En diciembre, Alvarado firmó cuatro decretos y dos directrices para reconocer derechos de la población LGBTI, entre ellos el acceso a la vivienda. Con estos ajustes, el país estaría cumpliendo con lo ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en opinión emitida a inicios del año pasado.

El Gobierno también reconoció los derechos migratorios para que los extranjeros casados en otro país con un costarricense puedan permanecer en Costa Rica como residentes y no como un turistas, tal como sucede con los matrimonios heterosexuales.

Otra directriz ordenó a los representantes del Ministerio de Justicia, del Registro Nacional y de la Junta Directiva del Archivo Nacional en el Consejo Superior Notarial a adoptar las medidas necesarias para que los notarios no sean expuestos a sanciones, cuando celebren e inscriban matrimonios entre personas del mismo sexo.

Además, el Gobierno declaró de interés público el Protocolo de Atención Integral de Personas Trans para asegurar el suministro de hormonas en la red de servicios de salud.

El 8 de agosto del año pasado, la Sala Constitucional fijó un plazo de 18 meses para que entre en vigencia el matrimonio homosexual. En ese periodo, se deben adecuar la legislación al respecto para otorgarle a las parejas del mismos sexo, los mismo derechos que las parejas heterosexuales. El acceso a la vivienda a personas de escasos recursos es una de ellas.