Armando Mayorga. 19 julio
Parque Metropolitano de La Sabana. Estas son las pistas de atletismo al costado sur. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo
Parque Metropolitano de La Sabana. Estas son las pistas de atletismo al costado sur. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo

“He instruido al Icoder a suspender cualquier iniciativa que implique cercar La Sabana, trabajaremos con Fuerza Pública y otros actores para mantener los espacios públicos seguros y abiertos a toda la ciudadanía”.

La orden la dio a conocer el presidente de la República, Carlos Alvarado, mediante un mensaje en su cuenta de Twitter, luego de que Telenoticias, de canal 7, informara de esa propuesta del Instituto Costarricense del Deporte (Icoder).

La intención del Instituto es proteger las inversiones que se hacen en parque metropolitano, de 72 hectáreas.

Para concretar el proyecto, se requiere presentar un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa, pues en el 2012, los diputados dispusieron que el parque es de acceso público, sin vallas.

Una información de la periodista Susana Peña, en Telenoticias, indicó que “el Icoder explicará a los diputados el proyecto e insistirá en su aprobación, ya que cercar el parque metropolitano es más barato que tener a 52 oficiales privados cuidando cada hectárea en tres turnos: eso costaría 135 millones al mes, 1.622 millones de colones cada año. Con una malla, solo serían necesarios diez oficiales en el turno de la noche/madrugada”.

El artículo 1 de la ley N.º 7361, Ley de Protección del Parque La Sabana Padre Chapuí, del 10 de noviembre de 1993, fue reformado en el 2012 para advertir sobre la prohibición de vallas. Los diputados autorizaron obras de conservación y mejoramiento del parque, “siempre y cuando sean al aire libre y no se encuentren aisladas por vallas, cercas u obras parecidas”.

De acuerdo con la información de Telenoticias, el parque tendría una malla similar a la del Estadio Nacional y seis accesos peatonales.

“Según las estimaciones de la institución, el proyecto costaría ¢350 millones. Son 2.800 metros lineales y la malla cuesta ¢125.000 por metro”, informó el telenoticiero.

En la noticia, la directora del Icoder, Alba Quesada dice que el plan intenta “poder cuidar mejor el recurso público, mantener La Sabana en un mejor estado y, algo que es importantísimo, darle seguridad al ciudadano que visita La Sabana porque, con una sola entrada, vamos a poder monitorear y ver qué tipo de personas entran".

En la información, el ministro de Deportes, Hernán Solano, acuerpó la iniciativa al indicar: “Uno quisiera entrar y salir por cualquier lado, pero tenemos que aceptar que estamos teniendo muchísima inseguridad, que la gente que está viniendo acá no está cuidando La Sabana y que el Icoder no puede, en esas condiciones, tener los recursos suficientes para cuidarla”.

La periodista Peña consultó a varios diputados.

Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), declaró que esto sería como construir “un muro como el propuso Trump para resolver un tema de una forma que no es la adecuada. Yo creo que los problemas de seguridad en la ciudad y en La Sabana no debe atenderse con una cerca”.

Eduardo Cruickshank, del Partido Restauración Nacional, declaró que "si se trata de proteger los bienes de La Sabana, proteger los bienes de los costarricenses, quizás podríamos estar de acuerdo” con el plan de construir la cerca.

Jonathan Prendas, del bloque de Nueva República, advirtió: “Hay muchas formas de proteger el parque, de darle seguridad. Dígale a la gente del Icoder que investigue qué es seguridad inteligente”.

José María Villalta, del Frente Amplio, manifestó: “Me parece una propuesta absolutamente descabellada, que desconoce las mejores prácticas para manejar espacios públicos. A nivel mundial se ha demostrado que cercar los espacios públicos es la peor opción”.

Igual reaccionó Gustavo Viales, del Partido Liberación Nacional: “Con cercarlo, con cerrarle más oportunidades a la ciudadanía, estamos cediendo espacio ante el crimen organizado y la inseguridad y en mi caso no estaría de acuerdo”.

La diputada oficialista, Carolina Hidalgo, dijo que lo “prudente es esperar a escuchar de las entidades competentes para conocer cuál es la razón y el objetivo que hay detrás” del plan.