José Andrés Céspedes. 27 marzo
El ICD fue creado mediante la Ley 8204 como el ente encargado de coordinar, diseñar e implementar las políticas, los planes y las estrategias para la prevención del consumo de drogas en el país. Foto: MSP
El ICD fue creado mediante la Ley 8204 como el ente encargado de coordinar, diseñar e implementar las políticas, los planes y las estrategias para la prevención del consumo de drogas en el país. Foto: MSP

El Consejo Directivo del Instituto Costarricense Sobre Drogas (ICD) designó este viernes a Sergio Rodríguez Fernández como el nuevo director general y a Marcela Ortiz Bonilla como directora general adjunta de la entidad, quienes iniciarán labores el 1.° de abril de 2020.

Rodríguez Fernández es licenciado en derecho y bachiller en ciencias criminológicas. Ha ocupado diversos puestos en el Poder Judicial y, actualmente, funge como jefe de investigación en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Por su parte, Ortiz Bonilla es máster en criminología y licenciada en derecho. Cuenta con experiencia en el área de fraudes, es especialista en drogas ilícitas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito UNODC-Costa Rica.

En el proceso de selección participaron 18 personas, de las cuales tres desistieron voluntariamente y cuatro se descartaron por no presentar la totalidad de la documentación.

Una vez verificados los requisitos de ley, se realizaron entrevistas virtuales entre las candidaturas restantes, en aras de escoger la terna más idónea para presentar al Consejo Directivo.

En sesión extraordinaria el día de hoy, el Consejo Directivo tomó la decisión de escoger a las personas, anteriormente, mencionadas tras un amplio proceso de selección comunicado días atrás.

Anteriores jerarcas

El 11 de febrero, el exdirector del ICD, Guillermo Araya, fue destituido de su cargo por cambios estructurales en la institución, según confirmó, en su momento, el ministro de la Presidencia, Víctor Morales.

Morales aseguró que el director general adjunto, Olger Bogantes Campos, también fue separado del cargo por las mismas razones. En el caso de Araya, asumió su puesto desde 2014, en la administración del entonces presidente Luis Guillermo Solís.

“Es un proceso que viene desde hace ya varios meses en el sentido de plantearse el interés de renovar la dirección del ICD, de manera que se pueda poner énfasis y acentos en algunos temas en los cuales el Consejo Directivo tiene interés. En ese sentido, entonces, se ha decidido rescindir los contratos tanto del director como del subdirector”, explicó Morales.

El entonces ministro también mencionó que el ICD planea reorientar algunos aspectos de carácter administrativo y puso énfasis en la falta de ejecución del superávit de la institución.

Funciones de la institución

El ICD fue creado mediante la Ley 8204 (Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo), como el ente encargado de coordinar, diseñar e implementar las políticas, los planes y las estrategias para la prevención del consumo de drogas.

Además, se encarga del tratamiento, la rehabilitación y la reinserción de los farmacodependientes, así como las políticas, los planes y las estrategias contra el tráfico ilícito de drogas y actividades conexas, la legitimación de capitales y el financiamiento al terrorismo.

El Consejo Directivo de la institución está integrado por representantes de los ministerios de Seguridad Pública, Justicia y Paz y Educación, así como del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) y la Fiscalía.