Daniela Cerdas E.. 10 octubre
Huelga contra la reforma fiscal comenzó el pasado 10 de setiembre Foto: Joselyne Ugarte
Huelga contra la reforma fiscal comenzó el pasado 10 de setiembre Foto: Joselyne Ugarte

El movimiento de huelga de trabajadores de Radiográfica Costarricense (Racsa) es ilegal según la resolución emitida por el Juzgado de Trabajo de San José, dada a conocer la tarde de este miércoles.

Según la jueza Meicer Araya Espinoza, las organizaciones Sindicato Industrial de Trabajadores Eléctricos y de Telecomunicaciones (SITET), el Sindicato de Ingenieros del ICE y afines (SIICE) y la Asociación Sindical de Empleados Industriales de las Telecomunicaciones y la Energía (ASDEICE) no lograron demostrar el cumplimiento de requisitos necesarios para que un movimiento de protesta de este tipo sea legal.

“No se logró demostrar que la suspensión fuera de forma concertada, entendiendo concertada como consecuencia de un acuerdo, pues las organizaciones sindicales no acreditaron haber alcanzado el porcentaje de apoyo mínimo para la convocatoria", argumentó la juzgadora.

Aunque distribuyeron volantes para llamar al movimiento, dos de esas organizaciones no realizaron la asamblea general que exige el artículo 381 inciso 1 del Código de Trabajo. La tercera, entretanto, no probó haber reunido el 50% de los trabajadores afiliados, como establece la legislación.

Según Araya, los sindicatos no acreditaron con “prueba idónea, útil y pertinente” que el movimiento huelguístico alcanzara el porcentaje mínimo de apoyo requerido para la legalidad, que es más del 50% de los trabajadores

Otro aspecto que señala la resolución, es que la huelga no fue convocada para la defensa y promoción de sus intereses económicos y sociales o para la defensa de sus derechos en los conflictos, sino contra una política pública.

“Es importante subrayar que el movimiento convocado el día 10 de setiembre del año en curso contra una política pública no se encuentra regulado de forma específica en los convenios 87 y 98 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo)”, se lee en la resolución.

Otro requisito no cumplido, según la jueza, es que los sindicatos en cuestión no presentaron pruebas de que hubieran agotado las vías de conciliación con el patrono.

Con esta son 20 las instituciones cuyo movimiento fue declarado ilegal. En dos casos más la protesta fue calificada como legal.

Faltan todavía las declaratoria para 10 instituciones más.