Legisladores apuntan falta de agenda propia y de interés por reformas estructurales

Por: Diego Castillo 16 julio, 2014

Los diputados Antonio Álvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional, Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, criticaron al Poder Ejecutivo porque hasta ahora no ha presentado ningún proyecto de ley propio.

La crítica surgió debido a que el gobierno de Luis Guillermo Solís aún no ha presentado un proyecto propio en la Asamblea Legislativa, en casi tres meses de vida del nuevo plenario.

Sin embargo, el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, explicó, en una coferencia de prensa, el jueves anterior, que el Gobierno trabaja en una agenda de consenso de 36 proyectos, en acuerdo con las demás fracciones.

El jefe libertario, Otto Guevara, llevaría la reforma al Sistema de Banca para el Desarrollo a consulta de la Sala IV.
El jefe libertario, Otto Guevara, llevaría la reforma al Sistema de Banca para el Desarrollo a consulta de la Sala IV.

"No es ninguna justificación, puesto que esos proyectos vienen de la administración anterior. Este Gobierno no tiene una agenda propia", exclamó el diputado liberacionista Álvarez Desanti, en respuesta al argumento del ministro.

El liberacionista considera que el Partido Acción Ciudadana (PAC) llegó sin un plan para gobernar al país.

Otto Guevara, jefe de fracción del Movimiento Libertario, señala que la falta de un proyecto de ley del Ejecutivo significa que el Gobierno actual no tiene el mejor plan ni el mejor equipo, como lo hicieron ver en la campaña política.

"No tienen la menor idea de cómo enfrentar los problemas del país", expresó Guevara.

El ministro Jiménez rescata la aprobación de proyectos de consenso como Banca de Desarrollo y el salario de los diputados. "El fin es que en los primeros meses, la Asamblea tenga avances significativos", resaltó el jerarca.

Pero el diputado cristiano Mario Redondo cree que el Ejecutivo se centra en poner parches y le ha faltado interés y visión para realizar las reformas estructurales que requiere el país.

"En una conversación con el presidente (Luis Guillermo Solís) en Semana Santa, me dijo que él no se veía como el presidente de las reformas del Estado; que él creía que había que entrarle a temas más urgentes. Lo que pasa es que esos son parches", indicó Redondo.