Joselyne Ugarte Q. 22 agosto
Alvarado reprochó la marcha xenofóbica que se presentó el fin de semana en San José y que dejó al menos 44 detenciones. Archivo/LN
Alvarado reprochó la marcha xenofóbica que se presentó el fin de semana en San José y que dejó al menos 44 detenciones. Archivo/LN

El presidente de la República, Carlos Alvarado, se reunirá esta tarde con un grupo de alcaldes para conocer cuál es la realidad en cantones donde la migración de nicaragüenses ha aumentado en los últimos meses, a causa de la crisis política en la vecina nación.

Alvarado fue enfático en que las acciones del Gobierno se realizan a partir de “datos reales” y no de afirmaciones que solo pretenden causar “zozobra y preocupación”, de ahí el interés de conocer las inquietudes de algunos gobiernos locales.

“Nosotros estamos trabajando con los datos reales, que tenemos tanto de Migración como de otras instituciones, que sienten y son el termómetro de cuál es el impacto real en general el movimiento migratorio”, dijo.

Sus manifestaciones se dieron la mañana de este miércoles durante el acto de inicio de la cuarta fase de contrucción del tramo norte de Circunvalación, en Calle Blancos.

La oficina de prensa de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL), confirmó el encuentro que será en el auditorio de Casa Presidencial, en Zapote.

Se tiene programada para la 1 p.m., pero como se convocó ayer es probable que algunos representantes no puedan asistir.

Entre los cantones que son normales receptores de migrantes están Los Chiles y San Carlos, ambos fronterizos con Nicaragua.

El alcalde sancarleño, Alfredo Córdoba, es uno de los que ha levantado la voz preocupado por el posible “colapso de servicios” por la creciente llegada de foráneos.

No obstante, Allvarado explicó que el martes conversó con José Manuel Garita, obispo de Ciudad Quesada. En ese

diálogo, señaló, el prelado le informó que ha habido una reducción, en los últimos días, de la spersonas que atienden en los comedores apra nicaragüenses que abrieron.

Según Garita, en promedio atienden unas 25 personas en las cuatro horas de atención diarias.

“Decía (el obispo) que hace dos semanas había un movimiento mayor del que hay hoy; es decir, que ha habido una reducción, pero se habla de que hay un albergue enorme de la iglesia en San Carlos y se tomaba como una realidad”, criticó el presidente.

Alvarado insistió en que la ciudadanía debe confiar en el trabajo que hace el Gobierno, desde sus diferentes instituciones, para atender y resolver este fenómeno.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Irene Campos, dijo que monitorean el tema de precarios, debido a informaciones falsas que indicaban que hay nuevos asentamientos de migrantes nicaragüenses.

El fin de semana anterior se organizó una marcha contra estos migrantes que deparó en la aprehensión de 44 personas debido a disturbios y portación ilegal de armas.