Por: Gerardo Ruiz R..   11 enero
Gustavo Fernández (izq.) y Luis Emilio Cuenca (centro), director ejecutivo y viceministro de Trabajo y subcoordinador de la junta interventora del Infocoop fueron denunciados por el auditor interno del Instituto ante el Ministerio de Trabajo por presunto acoso laboral en su contra. El ministro de Agricultura y presidente de la junta, Luis Felipe Arauz (en el centro a la derecha), no se ha pronunciado acerca de la denuncia.
Gustavo Fernández (izq.) y Luis Emilio Cuenca (centro), director ejecutivo y viceministro de Trabajo y subcoordinador de la junta interventora del Infocoop fueron denunciados por el auditor interno del Instituto ante el Ministerio de Trabajo por presunto acoso laboral en su contra. El ministro de Agricultura y presidente de la junta, Luis Felipe Arauz (en el centro a la derecha), no se ha pronunciado acerca de la denuncia.

El auditor interno del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), Guillermo Calderón Torres, presentó ante el Ministerio de Trabajo una denuncia por presunto acoso laboral contra el viceministro de Trabajo, Luis Emilio Cuenca, quien es el subcoordinador de la Junta Interventora del Instituto.

Calderón también denunció por acoso laboral en su contra ante la misma instancia al director ejecutivo interino del Infocoop, Gustavo Fernández.

En la denuncia por hostigamiento laboral que presentó el 19 de diciembre del año pasado, de la cual La Nación tiene una copia, el auditor interno afirmó a las autoridades del Ministerio de Trabajo que Cuenca lo ha desacreditado como auditor del Infocoop de forma pública, a través de medios de prensa, y en foros con cooperativistas.

En cuanto a Gustavo Fernández, el auditor denunció que mediante un correo electrónico, el director ejecutivo interino "realiza una serie de afirmaciones" para acreditarle a él hechos, situaciones y responsabilidades que, según el funcionario, son propias de la administración del Infocoop.

Y aseguró que tales afirmaciones Fernández las hizo ante los abogados contratados por la Junta Interventora para, presuntamente, achacarle a él la responsabilidad por los hechos de supuesta corrupción que derivaron en la intervención del Infocoop a finales de febrero del año pasado.

"El señor Luis Emilio Cuenca, viceministro de Trabajo, ha querido responsabilizarme directamente de las supuestas Irregularidades que se dieron en el pasado en el Infocoop, con manifestaciones en la prensa, en el Consejo de Gobierno y en foros regionales. En los foros regionales con el Sector Cooperativo, específicamente los realizados en Puntarenas y Los Santos, sus manifestaciones fueron despectivas para con el suscrito, poniendo en tela de duda mi honorabilidad y prestigio profesional", profundizó el auditor en declaraciones a este diario.

La Nación le pidió una reacción al viceministro Cuenca sobre las acusaciones que planteó el auditor interno del Infocoop. Sin embargo, mediante un mensaje de WhatsApp indicó que no podía referirse a la denuncia pues no ha sido notificada sobre la misma y que, por lo tanto, desconoce su contenido.

Este medio también buscó una reacción del actual coordinador de la junta interventora, el ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz, quien ha ocupado la Presidencia Ejecutiva de ese órgano desde el 2015, empero, no respondió un mensaje que se le envió a su teléfono celular antes de que se publicara este reporte.

Después, al filo de las 11:00 p. m. de este jueves, Arauz contestó pero, también, optó por el silencio. Dijo que no se referirá a la denuncia del auditor porque no ha sido notificado.

"Además no considero pertinente referirme a un caso que, de acuerdo con su noticia, está denunciado ante el Ministerio de Trabajo", agregó.

Acerca de Gustavo Fernández, Guillermo Calderón denunció que el director ejecutivo del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo ha mancillado y ensuciado su nombre y su posición dentro de la entidad.

"Si bien es cierto cuento con un fuero especial por disposición de la Ley de Control Interno, están buscando situaciones inexistentes con el único fin evidente de quitarme del puesto y alegar obstaculización en las gestiones tanto en las gestiones de la junta interventora, como de la Dirección Ejecutiva", afirmó el auditor en su denuncia.

Calderón afirmó en su queja ante el Ministerio de Trabajo que las situaciones de presunto acoso de parte de los jerarcas del Infocoop las empezó a vivir después de que la Auditoría Interna decidió presentar denuncias penales en contra de la Junta Interventora y la Dirección Ejecutiva.

Una de esas denuncias fue provocada por presuntas irregularidades cometidas por la Dirección Ejecutiva y la Dirección Financiera del Infocoop al frenar los procesos de cobro judicial contra un conglomerado de cooperativas lideradas por el político liberacionista Rodolfo Navas.

La otra denuncia la presentó Calderón contra la junta interventora y contra la Dirección Ejecutiva por las circunstancias en las que el Instituto le otorgó un crédito de ¢3.000 millones a la cooperativa Coopeborbón, dueña del mercado capitalino del mismo nombre.

"El Hostigamiento se termina de agravar en el mes de noviembre, cuando debí presentar una nueva denuncia penal contra el señor Gustavo Fernández y otros por supuestos hechos irregulares en un crédito otorgado a Coopeborbón, al punto que pretende la junta interventora y la Dirección Ejecutiva, que yo les informe antes de iniciar cada estudio de Auditoría sobre objetivos, alcances, planes de trabajo, cronogramas, y demás actividades vinculantes al estudio, algo totalmente inaudito, dado que va en contra de mi independencia funcional y de criterio que como auditor ostento según la ley", se quejó Calderón.

A mediados de noviembre pasado la Casa Presidencial anunció de que extendió la intervención del Infocoop por siete meses más, hasta junio del 2018, mientras se desarrolla un proceso de auditoría forense para determinar el estado real de las finanzas del Instituto, que posee una cartera de créditos superior a los ¢100.000 millones.