Por: Joselyne Ugarte, Gerardo Ruiz R..   22 septiembre
El ministro de Trabajo, Steven Núñez (centro), se limitó a señalar que la administración Alvarado no va a renunciar a la herramienta del diálogo. Foto: Gesline Anrango.

A la medianoche de este domingo, el Gobierno confirmó que todavía no se ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para iniciar con un diálogo formal que permita levantar el movimiento de huelga en contra del plan fiscal.

Sin embargo, tras una reunión de nueve horas, las partes acordaron tomarse el día de hoy para analizar los resultados del “diálogo preliminar” y volver a reunirse este lunes, a partir de las 3 p. m., en la Casa Arzobispal de San José.

La cuarta jornada de conversaciones entre representantes del Poder Ejecutivo y las organizaciones gremiales se realizó en el Colegio de Abogados, ubicado en Zapote, en medio de un fuerte hermetismo.

Ver más!

Al finalizar la cita, el ministro de Trabajo, Steven Núñez, se limitó a señalar que la administración Alvarado no va a renunciar a la herramienta del diálogo y que el proceso, hasta ahora, ha sido productivo.

“El instrumento del diálogo nos permite encontrar puntos de consenso, corresponde ahora a cada una de las partes realizar las valoraciones sobre lo que se conversó el día de hoy y nos reuniremos el lunes”, dijo.

Al ser consultado sobre si ya hay puntos de consenso, Núñez consideró que no era correcto revelar detalles sobre lo conversado para no entorpecer el proceso.

Minutos después, Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), tampoco quiso revelar los detalles sobre los puntos tratados y sobre si existen acercamientos.

Indicó que ahora se llevaban la tarea de conversar con las bases y con las juntas directivas de las distintos sindicatos para exponerles los aspectos tratados con el Gobierno.

Acto seguido, Edgardo Morales, secretario general del Sindicato de Educadores Costarricenses, tomó la palabra para anunciar que la huelga continúa.

Morales comentó que Incluso ya tienen la programación para la próxima semana que incluye actividades regionales y una concentración masiva a mediados de semana.

“El miércoles tendremos una marcha nacional que hemos denominado ‘la marcha de los gatos’, en la que pretendemos superar los 500.000 ‘gatos’ que desfilamos el 12 de setiembre”, ironizó el representante del SEC).

Sindicatos anuncian marcha nacional para este miércoles Foto: Gesline Anrango
Otra jornada kilométrica

El Gobierno y los sindicatos volvieron a extenderse en una larga sesión de “diálogo preliminar” este sábado, el cuarto día consecutivo de negociaciones desde que ambas partes aceptaron la mediación de la Conferencia Episcopal Costarricense para intentar ponerle fin a una huelga que ya suma su día número 13.

La única diferencia con respecto a las jornadas anteriores, es que este sábado se dio a conocer que el Juzgado de Trabajo del Primer Circuito Judicial de San José declaró ilegal, la tarde del viernes, la huelga de los trabajadores del Consejo Nacional de la Producción (CNP) contra el proyecto de reforma fiscal, siendo esta la primera resolución entre 32 entidades públicas que solicitaron dicha declaratoria.

La resolución llevó a los sindicalistas a recurrir a un mensaje de tranquilidad dirigido a las bases, con la intención de que el movimiento de huelga no se debilite en momentos en que parecieran incipientes los avances de su diálogo con el Gobierno para que este desista de la reforma tributaria que se tramita en la Asamblea Legislativa.

Antes de que iniciara la sesión, a las 3:30 p. m., el presidente de la Asociación Nacional de Educadores y Educadora (ANDE), Gilberto Cascante, se refirió al falló que declaró ilegal la huelga en el CNP.

“Eso (la resolución del Juzgado) no significa que nosotros no tengamos una respuesta legal para ese procedimiento. Aquí nadie tiene miedo y aquí nadie dijo atrás”, aseguró el líder sindical.

Cascante detalló que este sábado tuvieron consejo nacional de representantes en ANDE, donde detallaron todas las negociaciones que han hecho con el Gobierno.

“No lo hemos hecho público (el contenido de las conversaciones con el Ejecutivo) por respeto con los señores (del Gobierno). Pero en realidad para nosotros es importante que la gente sepa que hemos estado luchando, que hemos dado propuestas y es el Gobierno el que es intransigente a esas propuestas”, señaló Cascante.

Huelga se encamina a iniciar su tercera semana

La huelga inició el pasado 10 de setiembre. Este sábado sumó su día número 13, después de que el Poder Ejecutivo rechazara la exigencia de los sindicatos de retirar el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas de la corriente legislativa para abrir una mesa de diálogo en la que múltiples actores expusieran su visión sobre cómo abordar el problema del déficit fiscal.

Los manifestantes fundamentaron su movimiento en una supuesta falta de progresividad en la iniciativa de ley, pues alegan que concentra su poder recaudatorio en la transformación del actual impuesto de ventas en el impuesto al valor agregado (IVA), porque su título de empleo público afecta los salarios de los empleados que menos ganan y porque, según ellos, no contiene otras modificaciones para aumentar los gravámenes sobre las rentas, principalmente las más elevadas.

Todos esos argumentos los ha combatido el gobierno del presidente Carlos Alvarado. Hacienda mantiene la tesis de que el 80% de los nuevos ingresos que generará la reforma fiscal lo pagarán los sectores sociales más acomodados económicamente.

Durante las primeras horas del movimiento, el Gobierno condicionó el diálogo a que se levantara la huelga. Los sindicatos hicieron lo mismo, condicionar las pláticas con el Poder Ejecutivo al retiro de la propuesta de reforma fiscal.

Sin embargo, con la mediación de la iglesia Católica, las partes aceptaron explorar un “diálogo preliminar” desde el miércoles pasado. La de este sábado fue la cuarta jornada de ese proceso exploratorio de un acuerdo. Antes, el sábado 15 de setiembre, los huelguistas habían rechazado la oferta del Consejo Nacional de Rectores (Conare) de ser los mediadores entre ellos y el Gobierno.

Desde que inició la huelga, las principales afectaciones del paro las han sufrido los usuarios de los servicios hospitalarios de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), los estudiantes de escuelas y colegios públicos, y el país en general, por el bloqueo de importantes vías terrestres interprovinciales o que conectan con aeropuertos, puertos, e instalaciones como los planteles de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Durante el paro, el paquete fiscal no ha tenido avances importantes en su trámite. El más relevante ocurrió el martes de esta semana, cuando se cumplió el plazo para que los diputados reiteraran mociones para modificar los contenidos del proyecto de ley. Esas propuestas todavía no se han empezado a discutir en el plenario.

Aprovechando ese impasse obligado en el trámite de la propuesta, la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), propuso el lunes que se pause el avance del proyecto para beneficiar un espacio de diálogo entre el Gobierno y los sindicatos. El presidente de la República, Carlos Alvarado, afirmó que abrir ese compás de espera era “oportuno” en la coyuntura actual, pero que su Gobierno no tiene intenciones de retirarle el apoyo a la reforma fiscal.