Esteban Mata Blanco. 2 septiembre, 2008
 El 11 de agosto, Federico Sosto dijo a los diputados que había actuado a derecho al asesorar al Presidente. | ARCHIVO
El 11 de agosto, Federico Sosto dijo a los diputados que había actuado a derecho al asesorar al Presidente. | ARCHIVO

El abogado Federico Sosto renunció ayer a la magistratura suplente en la Sala Constitucional, luego de enfrentar presiones de la Asamblea Legislativa, la Asociación de Jueces y el Colegio de Abogados.

La Oficina de Prensa del Poder Judicial confirmó que la decisión de Sosto tiene efectos inmediatos, por lo que hoy mismo la Corte Suprema de Justicia notificará a la Asamblea Legislativa para que designe un sustituto.

Los magistrados, en sesión de Corte Plena, conocieron de la salida de Sosto en momentos en que analizaban la tercera petición formal de la Asociación Costarricense de la Judicatura (Acojud) para que se investigara al abogado.

El 9 de julio, Sosto aceptó a La Nación que en varias ocasiones había dado asesoría jurídica gratuita a la Casa Presidencial.

Un día antes, el 8 de julio, el entonces magistrado suplente había asistido a una reunión del presidente de la República, Óscar Arias, con la contralora general Rocío Aguilar.

En la cita, a la que también asistieron varios ministros de Estado, Sosto habló de las potestades fiscalizadoras de la Contraloría en el caso de las consultorías que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) financió al Gobierno por $2 millones, contratos que vencieron el domingo pasado.

Actualmente, el ente contralor realiza una investigación sobre estos contratos.

Abogado litigante. Una vez que se conoció que Sosto asesoró a la Casa Presidencial, la Acojud, diputados de oposición en la Asamblea Legislativa y la junta directiva del Colegio de Abogados cuestionaron el proceder del entonces suplente de la Sala IV.

Sosto adujo que el brindar asesoría a la Casa Presidencial no implicaba una violación al principio de la división de poderes, y que, además, en las ocasiones en que lo hizo no estaba nombrado como magistrado suplente.

Ayer se trató de conocer su posición mediante llamadas telefónicas entre las 4:30 p. m. y las 8:30 p. m., pero no hubo respuesta.

Satisfechos. La Asociación de Jueces se mostró satisfecha por la salida de Sosto, calificándola de “señal positiva”.

En un comunicado, los jueces afirman que, con la renuncia de Sosto, se fortalece “la defensa de la independencia, transparencia y ética en el Poder Judicial”.

El diputado del PAC, Alberto Salom, señaló que “Sosto estaba contribuyendo con la falta de credibilidad en el Poder Judicial, aferrándose al cargo que había usado mal”.