Patricia Recio.   16 febrero

El Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindéu) y la administración acordaron, la tarde de este viernes, el pago de un 3,75% de anualidad para los funcionarios de esa casa de enseñanza superior.

Ese punto era el que mantenía entrabada la negociación de la convención colectiva de los funcionarios de esa universidad, cuya vigencia caducaba a la medianoche de este viernes.

Hasta el jueves, el sindicato insistía en exigir un 4,5% para todos los funcionarios. Esa discusión incluso provocó cierres en las sedes de la UCR, así como la paralización de servicios y una marcha dentro del campus de San Pedro, en Montes de Oca.

En tanto, la administración proponía un 3,5%, con la salvedad de que los empleados actuales recibirían el pago de ese beneficio sobre el sueldo más otros rubros, mientras que para los nuevos trabajadores se aplicaría el pago únicamente sobre la base del salario.

Finalmente, ambas partes acordaron un 3,75%, confirmó el vicerrector administrativo, Carlos Araya.

Además, de acuerdo con Rodrigo Aymerich, secretario de resolución de conflictos de Sindéu, ese porcentaje se calculará sobre la base del sueldo más otros rubros y aplicará para todos los trabajadores por igual, para mantener la fórmula vigente en la anterior convención.

En el caso de la cesantía, los trabajadores habían planteado el pago de hasta 20 años, mientras que la Universidad propuso que fuera de 15 años. Esta última cifra fue la pactada por las partes.

Araya había indicado a La Nación que calcular las anualidades sobre el salario más otros pluses salariales representa un 29% más en el pago de ese rubro.

Ambas partes acordaron que la firma del documento se realizará la próxima semana, pero este viernes debían quedar consensuados todos los artículos.

La convención colectiva beneficia a 9.500 funcionarios y le cuesta a la UCR unos ¢42.000 millones al año.