Daniela Cerdas E.. 5 junio
El ITCR actualmente vende servicios por medio de su fundación, pero esos servicios son consultorías o estudios; ninguno tiene que ver con el desarrollo de una empresa en alianza público- privada. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El ITCR actualmente vende servicios por medio de su fundación, pero esos servicios son consultorías o estudios; ninguno tiene que ver con el desarrollo de una empresa en alianza público- privada. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Si un investigador o un estudiante del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) crea un dispositivo tecnológico o cualquier otro tipo de innovación, ahora podrá explotarlo comercialmente, en alianza con una empresa privada o pública, luego de que los diputados aprobaran una reforma a la Ley Orgánica de esta Universidad.

Se trata de una reforma al artículo 5 de la Ley N.° 4777, Ley Orgánica del Instituto Tecnológico de Costa Rica, aprobada este martes en segundo debate.

“El Instituto Tecnológico queda habilitado y autorizado para la venta de bienes y servicios ligados a los campos de su actividad académica. Para mejorar y agilizar la venta de bienes y servicios, igualmente queda habilitado y autorizado para crear y participar en fundaciones, empresas y sociedades de cualquier naturaleza”, se lee en el texto del proyecto.

La Ley, cuyo texto fue presentado por el diputado liberacionista Luis Fernando Chacón, indica que las utilidades generadas por la comercialización de los proyectos, que le corresponden al TEC, tendrán el carácter de fondos públicos.

Según Julio Calvo, rector del ITCR, los proyectos innovadores se podrán explotar, por ejemplo, cuando la Universidad aporte a una empresa privada la patente y conocimiento de determinado producto, y eso lo hará acreedor de acciones en la compañía.

Otra forma es que el centro de estudios licencie el producto haciendo un contrato con la empresa para que esta lo puedan explotar, pero esta última tendrá que pagar un porcentaje de las ganancias a la Universidad y al dueño de la patente.

"Por ejemplo, nosotros podríamos en estos momentos tener una patente de un dispositivo electrónico que tiene mercado y que lo podemos fabricar en Costa Rica y comercializarlo a nivel internacional. Para hacer eso, lo ideal es hacer una alianza con una empresa privada, porque nosotros no tenemos los recursos para desarrollarlo.

“El objetivo es estimular a profesores e investigadores y a que las innovaciones producto de sus proyectos de investigación creen un impacto en el desarrollo del país, a través de su comercialización o aplicación, y que esas empresas le generen a su vez a la institución algunos recursos para mantener laboratorios y proyectos de investigación”, explicó Calvo.

El rector dijo que antes no podían crear este tipo de empresas porque necesitan la colaboración de la empresa pública y privada para desarrollarlas, pero la ley establecía que el accionista mayor tenía que ser el Tec y eso desincentivaba la participación.

El ITCR actualmente vende servicios por medio de su fundación, pero esos servicios son consultorías o estudios; ninguno tiene que ver con el desarrollo de una empresa en alianza público- privada.

En Costa Rica solo la Universidad Técnica Nacional (UTN) tenía esta posibilidad.

Ahora el Tecnológico deberá reglamentar el cambio en la ley y capacitar a los docentes e interesados sobre los alcances de la misma.