Daniela Cerdas E.. 10 marzo
El Liceo Monseñor Rubén Odio Herrera es uno de los tres que se mantienen cerrados por el covid-19. Foto Jeffrey Zamora
El Liceo Monseñor Rubén Odio Herrera es uno de los tres que se mantienen cerrados por el covid-19. Foto Jeffrey Zamora

Los sindicatos de educación solicitaron al MEP la suspensión del curso lectivo con el fin de evitar una propagación del covid-19 entre la los alumnos, además de trabajadores que forman parte del proceso educativo.

Este lunes, el Ministerio de Educación Pública (MEP) indicó que no suspenderá clases a nivel nacional debido a que los menores de edad estadísticamente han tenido una afectación leve del nuevo conoravirus. Este martes solo cuatro centros educativos en Desamparados, San José, permanecían cerrados por la detección de un caso en cada una de las instituciones.

En el caso del Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC), la gestión incluye la solicitud de “activar el protocolo de emergencia”ante la situación que vive el país" y suspender las clases por 15 días.

Según información del Ministerio de Salud, a este martes se contabilizaban 13 personas con la enfermedad, entre ellas la docente y los dos detectados en los colegios de Desamparados; además hay 11 casos sospechosos y 59 descartados.

“Este protocolo debe contener la suspensión de clases por lo menos 15 días que establece el Ministerio de Salud o hasta el periodo comprendido hasta Semana Santa para visualizar síntomas ya que los centros educativos son los lugares donde más se recibe aglomeración de gente provenientes de diferentes lugares del país y estos no se reducen únicamente a estudiantes, sino a las familias de los mismos, al personal docente y administrativo, de tal forma que el mínimo contagio oscila en las 500 personas siendo casi imposible darle seguimiento y atención oportuna a todos los casos”, se lee en la carta que enviaron al presidente de la República, Carlos Alvarado.

Según explicó el SEC, algunos padres no envían a los niños a clases por temor al contagio. Este sindicato explicó que este “tiempo prudencial, no es un desplome para el avance los aprendizajes”.

“Además, estamos hablando de la salud, lo cual es prioritario”, explicó el SEC.

La Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) hizo un llamado “vehemente” a las autoridades del MEP a considerar el cierre “inmediato” de las instituciones educativas como medida de prevención por el posible contagio de esta enfermedad,

“No esperar a que se presenten los casos, como se está haciendo en este momento, para proceder a su cierre, ya que esta no es una medida preventiva sino reactiva. Por la confirmación de casos en Costa Rica es evidente que estamos en la etapa del contagio y para nosotros son tan importantes nuestros estudiantes y sus familias como el personal institucional y la población en general”, dijo la APSE.

Al llamado de suspensión de clases se sumó la Asociación Nacional de Educadores (ANDE).

En los dos años anteriores, miles de estudiantes dejaron de ver contenidos debido a movimeinto de huelga por parte de educadores, la más extensa fue en el 2018 cuando estuvieron tres meses sin clases.

El bajo impacto de la enfermedad en menores se evidencia en el primer gran estudio sobre la enfermedad realizado por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) que trabaó con casos reportados de covid-19 al 11 de febrero de este año, cuando llevaban más de un mes de tener el el brote del nuevo coronavirus.

Llevaron a cabo el análisis con los registros médicos de una muestra de 72.314 casos sospechosos, de los cuales 44.672 fueron confirmados con covid-19 y fallecieron 1.023 (2,3%).

El 0,9% (416)de esos casos confirmados correspondían a niños de entre 0 y 9 años. Ninguno de ellos falleció, según el reporte.

El 1,2% (549) de los casos confirmados correspondían a personas entre 10 y 19 años. Se reportó solo una muerte (0,1% del total de los 1.023 fallecidos con covid-19).