Educación

Sin suspender un solo día de clases por la huelga, escuela de Cipreses de Oreamuno celebró su centenario

Los 31 funcionarios de la escuela siguieron trabajando durante los 80 días que cumple la protesta

Los vecinos de Cipreses de Oreamuno reunieron ¢20 en 1918 para comprar un terreno donde construirían su primera escuela.

100 años después, el pueblo se reunió para celebrar la fundación del centro educativo que levantaron sus antepasados.

“¿Qué representa esta escuela para la comunidad?”, le preguntó un periodista a Yendly López, maestra de primer y segundo ciclo de la Escuela de Cipreses.

“¡La fuente de la prosperidad!”, respondió, mientras mostraba un libro que registra la historia de ese centro educativo.

Algunos documentos prueban el esfuerzo de la comunidad para crear la escuela. “Hablamos de colaboraciones de los padres de familia de 25 y 75 céntimos para la construcción y mantenimiento de esta escuela”, contó López.

Este centro educativo no supera los 350 estudiantes y los 31 funcionarios, quienes siguieron trabajando a pesar de la huelga contra la reforma fiscal.

“Creo que por motivos muy personales ninguno se sumó, a pesar de que en su mayoría pertenecen a sindicatos”, afirmó la directora, Ninoska Moncada.

“Me parece que se debió a que mis colegas tienen un gran sentido de pertenencia con la comunidad, venían las fiestas patrias de setiembre y teníamos una gran organización, estoy segura que casi por no dejar botada esa parte. Igual, si hubieran decidido ir a huelga lo hubiera respetado porque estaban en su derecho”, aseguró.

En la celebración de este miércoles participaron el ministro de Educación, Édgar Mora, los diputados cartagineses Laura Guido y Mario Castillo, del Partido Acción Ciudadana (PAC), el director regional de la provincia, Víctor Hugo Orozco, y la supervisora del circuito 04, Katia Araya.

“Mi abuelita y mi mamá estudiaron aquí y ahora lo hago yo”, le contó una niña de sexto grado al jerarca de Educación y a la directora de la institución.

“No fue que hace 100 años un ministro, un secretario de Educación (como se decía en aquella época), un diputado o el presidente de la República se dedicaron a planificar la Escuela de Cipreses. Lo hizo la comunidad y le dio la oportunidad al Gobierno para administrarla y llevarla con éxito”, manifestó Mora.

El ministro resaltó que “las escuelas no son del Ministerio de Educación Pública, ni de un gremio, no lo voy a aceptar, las escuelas son y serán de las comunidades y son el punto más importante de la trama social”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.