Por: Daniela Cerdas E..   25 junio
25/6/2018. En el Liceo Monseñor Rubén Odio en Desamparados no hubo lecciones este lunes por la huelga. Foto Jeffrey Zamora

Pedro Porras, estudiante de noveno año del Liceo de Coronado, llegó a las 8: 30 a. m. al colegio para recibir lecciones. Quien lo recibió fue el guarda del centro con la noticia de que ningún profesor llegó debido a la huelga contra el plan fiscal convocada para este lunes.

De lo que sí se enteró es que el examen de Matemáticas previsto para este lunes lo pasaron para mañana.

Esta situación ocurrió en la mayoría de los centros educativos del país. El 81% del personal se ausentó de sus centros de trabajo para asistir a la manifestación, según la Dirección de Gestión y Desarrollo Regional del Ministerio de Educación Pública (MEP).

"Las listas fueron remitidas por los directores regionales de Educación de manera digital, y ahora se procede con la verificación de estos listados, que también se completan con los trabajadores que deben cumplir sus funciones habituales en horario nocturno", indicó la oficina de prensa del MEP.

El Ministerio de Educación fue una de las instituciones que presentó a la Procuraduría General la solicitud para gestionar ante los Juzgados de Trabajo la declaratoria de ilegalidad de la huelga al igual que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)

El objetivo de declarar la huelga ilegal es proceder con las acciones administrativas correspondientes a los funcionarios que participaron.

"Hasta la fecha, las razones del movimiento no han sido expuestas directamente al MEP. Sin embargo por lo recuperado en comunicaciones no formales, se estima que ninguna de las demandas expuestas corresponde a conflictos de índole laboral (individual o colectivo) directamente vinculados a la relación laboral vigente", explicó el MEP.

Desde temprano, La Nación realizó un recorrido por centros educativos y constató la ausencia de estudiantes y docentes.

25/6/2018. En la escuela Rafael Vargas Quiros, en Colima de Tibás. Escuela solo tuvieron lecciones dos grupos. Foto Jeffrey Zamora

En la escuela Rafael Vargas Quirós en Colima de Tibás, de los 12 grupos que existen solo dos tuvieron clases.

"Son 37 docentes, pero solo llegaron a trabajar diez. A muchos chiquitos los papás no los mandaron aunque sí vinieron algunos maestros pero como no vinieron los güilas se fueron a la manifestación. Yo tengo 21 años de trabajar y nunca he ido a una manifestación, no sé por que”, indicó Sidye Monge, administrativa de escuela de Colima.

En el caso de la Escuela Buenaventura Corrales, en el centro de San José, Evelyn Villagra, asistente de dirección, reportó que de 35 grupos solo estaban recibiendo lecciones cuatro.

"La mayoría de chicos no se presentaron. Son 48 docentes y están trabajando como nueve. No se presentaron los niños”, dijo Villagra.

En el Liceo Monseñor Rubén Odio, en Desamparados, no había alumnos ni estudiantes. Lo mismo ocurrió en el Colegio Técnico Profesional Ricardo Castro Beer en Orotina, Alajuela.

"Son 130 funcionarios en total y todos se fueron a huelga. Solo quedaron los encargados de proyectos en la finca laboran por el cuido de los animales. Los docentes le informaron a los alumnos que no iba a haber clases, ninguno vino”, manifestó Rubén Salas, director del este centroe duactivo de Orotina.

Además del servicio educativo, la huelga afectó los servicios hospitalarios y hubo interrupción del tránsito en carretera como ocurrió en la avenida segunda josefina o la ruta San José-Limón.

Los sindicatos se oponen al proyecto de reforma tributaria que discute el Congreso y a las medidas anunciadas para controlar el gasto público.