Juan Diego Córdoba. 2 abril
El excoordinador de Ingeniería Marina Civil, Matías Chaves (izquierda), también compareció en la Comisión de Limón, junto a la vicerrectora de Docencia, Marlen León, y el director de la sede del Caribe, Juan Diego Quesada. Las autoridades universitarias tuvieron que explicar los problemas que enfrenta esta oferta académica. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
El excoordinador de Ingeniería Marina Civil, Matías Chaves (izquierda), también compareció en la Comisión de Limón, junto a la vicerrectora de Docencia, Marlen León, y el director de la sede del Caribe, Juan Diego Quesada. Las autoridades universitarias tuvieron que explicar los problemas que enfrenta esta oferta académica. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

El coordinador de la carrera de Ingeniería Marina Civil, Matías Chaves, renunció en medio de los cuestionamientos que enfrenta la Universidad de Costa Rica, que aún no obtiene los requisitos internacionales para que los 130 estudiantes de esa especialidad logren graduarse.

La crisis incluso derivó en la creación de una subcomisión en la Asamblea Legislativa, que busca identificar a los responsables de que los alumnos estén varados y sin poder obtener su diploma.

“Ya está todo puesto en los documentos e inclusive en la comparecencia indiqué las razones, es mejor que se comunique con la Vicerrectoría de Docencia”, manifestó Chaves ante consultas de La Nación.

La Universidad le comunicó a los estudiantes de Marina Civil, mediante una carta emitida el 29 de marzo, que la decisión de Matías Chaves de dejar su puesto obedece a “asuntos relacionados con su carga laboral”.

En su lugar, las autoridades universitarias nombraron al capitán Leslie Rojas, quien también es profesor de varios cursos de la carrera. Él es el sexto coordinador que tiene esta oferta educativa en siete años, desde que se inauguró en 2012.

Antes de Matías Chaves, quien asumió la coordinación de la carrera en octubre del año anterior, estuvieron en el cargo Óscar Porras, José María Silos, Rudy Fargas y Juan Diego Quesada.

A pesar de que la carrera se ofrece desde 2012 en la sede de Limón, la Universidad de Costa Rica no ha logrado completar varios requisitos, algunos internacionales, para permitir que los alumnos completen la práctica profesional previa a la graduación.

Así las cosas, la academia le indicó a los alumnos que existen dos posiblidades: o cambian de carrera o esperan años para poder graduarse, sin precisar el tiempo necesario para ponerse al día con los requisitos.

Estado de situación

En marzo anterior, siete estudiantes de la carrera de Ingeniería Marina Civil demandaron a la Universidad de Costa Rica ante el Tribunal Contencioso Administrativo por el atraso en sus carreras y por la imposibilidad de conocer si podrán graduarse.

Los universitarios reclaman una indemnización económica y demandan al centro educativo que tome las acciones pertinentes para poder finalizar su especialización.

Durante la comparecencia en la subcomisión investigadora, esta mañana, el rector de la Universidad de Costa Rica, Henning Jensen, aseguró que buscarán compensar a los estudiantes, siempre y cuando quieran negociar con las autoridades universitarias.

“Llegamos a ofrecer la compensación que sea necesaria y la compensación debe ser negociada por las partes, si es que eso se busca, pero también estamos pensando en que la carrera sea posible para el futuro, con el cumplimiento de requisitos por parte de todas las instituciones”, manifestó Jensen.

Por su parte, la vicerrectora de Docencia, Marlen León, aseguró que la Universidad inició un procedimiento investigativo interno, con el fin de buscar a los responsables de los atrasos.

“Nosotros solicitamos a la Contraloría Universitaria que abriera un procedimiento para determinar las faltas al nivel de dirigencia en el desarrollo, tanto de la formulación, como el desarrollo de la carrera”, dijo León.

Además de Jensen y León, en la comparecencia también participaron el exvicerrector de Docencia, Bernal Herrera, y el ahora excoordinador de carrera, Matías Chaves.

La Universidad de Costa Rica abrió la licenciatura de Ingeniería Marina Civil sin realizar estudios de factibilidad, y ahora se encuentra con la imposibilidad de graduar a sus estudiantes, después de invertir más de ¢4.000 millones.

En siete años de la carrera, los estudiantes también han reclamado por la calidad de los profesores y por la doble titulación con la Universidad de Cadiz, en España, oferta que nunca se concretó.

“El exvicerrector de Docencia, Bernal Herrera, responsabiliza a la vicerrectoría de Docencia de las falencias, errores y falta de decisiones oportunas que han dado al traste con la carrera. Por otro lado, la actual vicerrectora indica que la responsabilidad de los atrasos es de la sede del Caribe”, manifestó el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), David Gourzong, luego de la comparecencia.

Además de él, la subcomisión está integrada por Laura Guido del Partido Acción Ciudadana (PAC), y la diputada independiente, Marulin Azofeifa.