Educación

PANI ofrece 1.500 becas a adolescentes madres o embarazadas para que sigan con estudios

Subsidio de ¢100.000 mensuales se otorgará durante todo el curso lectivo

Como un apoyo para que no abandonen sus estudios, el PANI ofrece una beca mensual de ¢100.000 a adolescentes madres o en estado de embarazo.

El subsidio del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se otorgará a 1.500 jóvenes durante todo el curso lectivo para que ellas “trabajen en su empoderamiento personal y en la ruptura del ciclo de pobreza y violencia”.

La beca es uno de los componentes del Programa para la Reinserción y Permanencia de la Adolescente Madre en el sistema educativo, que también cuenta con una línea gratuita (800-2262626) donde se da el acompañamiento psicosocial y legal.

Además, se imparten talleres socioformativos en los que ellas reconocen sus capacidades, aptitudes y habilidades, así como campañas educativas para sensibilizar, denunciar y no normalizar el embarazo adolescente.

Los requisitos para obtener la beca son: ser menor de 18 años, encontrarse matriculada en alguna modalidad educativa del Ministerio de Educación Pública (MEP), ser madre o estar en estado de embarazo, cumplir con los factores de vulnerabilidad contemplados en el reglamento de becas educativas (son valorados por la oficina local) y presentar solicitud a la oficina local del PANI, correspondiente.

Según informó el Patronato, durante el 2020 se becaron 2.310 adolescentes madres y/o embarazadas y se atendieron 6.559 llamadas en la línea gratuita 800-2262626. Además, en las 55 oficinas locales en todo el país se les brindó acompañamiento psicosocial y legal.

Para el 2021 están presupuestados los recursos para 2.500 becas, sin embargo, hay 1.000 subsidiosque se prorrogaron del año pasado, por lo que están disponibles 1.500 que deben ser asignadas por primera vez, de manera ideal, antes del primer trimestre de este año.

Para mayor información, las interesadas se pueden comunicar a la línea gratuita 800-2262626, el WhatsApp 8989-1147, el correo electrónico lineas@pani.go.cr y la página www.pani.go.cr

El PANI explicó que si bien el embarazo en adolescentes ha disminuido en los últimos cinco años (en el 2015 había 11.610, en el 2019 se registraron 8.040 y en el primer semestre del 2020 fueron 3.184), todavía hay miles de adolescentes madres que son víctimas de relaciones impropias, abusos sexuales, violencia y son expuestas a un mayor riesgo de muerte.

“Continuar con la disminución del embarazo adolescente y erradicarlo es responsabilidad de todos y todas. Eliminar estereotipos, dejar de normalizar las situaciones de violencia, erradicar las relaciones impropias y generar la autonomía social, todo con la participación efectiva de las niñas y las adolescentes en la toma de decisiones, son acciones positivas para que las niñas y adolescentes disfruten de su desarrollo integral”, indicó la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Gladys Jiménez.