.  12 febrero

(Video) Padres opuestos a clases de sexualidad: 'No es homofobia, no es religión'

San Carlos. No hubo acuerdo. Las posiciones que llevaron a la mesa la ministra de Educación, Sonia Marta Mora y los padres de familia de estudiantes sancarleños, eran innegociables.

Los padres exigían una respuesta 'inmediata', en la misma reunión, para la suspensión de los programas de Afectividad y Sexualidad que a partir de este año se van a implementar en colegios. La jerarca estaba convencida de que "eso no era posible".

El grupo de padres entregó a la ministra un documento con esas peticiones.

"Ellos pretendían una respuesta inmediata pero eso no es posible. Voy a estudiar las observaciones, pero que quede claro que la decisión del Gobierno es no tolerar más cierres de centros educativos (...). Yo quiero argumentos, que quienes se oponen argumenten el por qué de su oposición, los padres deben sacarse de la cabeza de que en primaria hay guías sobre sexualidad y afectividad.

Reunión de la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, con los padres de familia.
Reunión de la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, con los padres de familia.

"Lo que pasa es que hay una campaña de desinformación que solo le está haciendo un gran daño a los niños; además, hay mucha ignorancia en el tratamiento del tema, prueba de ello es que se da por un hecho que los programas también son para primaria lo cual no es cierto ", dijo la ministra, luego de la reunión que se llevó a cabo en la Dirección Regional de San Carlos.

San Carlos fue una de las regiones donde padres cerraron escuelas los primeros dos días del inicio del curso lectivo. También en Limón y Pérez Zeledón.

En total, fueron 20 escuelas que se cerraron.

Los padres en San Carlos acordaron el viernes no impedir la apertura de escuelas este lunes, con la condición de que la ministra fuera a hablar con ellos.

Según la ministra de Educación, ella desde el principio les informó a los padres asistentes que el mecanismo para aprobar un plan de estudios no lo hace de manera unilateral el ministro, si no el Consejo Superior de Educación.

"Hubo un momento de la reunión donde no había posibilidad de razonar, después de tres horas de diálogo. La petición era que me comprometiera en ese momento a suspender los programas, les dije que no era una potestad legal que yo tuviera. No hubo apertura del procedimiento que hay que seguir a la hora de aprobar un plan de estudios. Encontré poca amplitud y apertura para comprender", explicó la ministra.

Mientras Mora daba la conferencia de prensa, en la calle habían manifestantes gritando consignas como "helado y paleta, los niños se respetan", "Respeten a los niños de las zonas rurales, aquí no hay gente tonta" y "fuera la ministra, fuera las guías".

"Tengo que decir con dolor que no hubo manera de convencer a la ministra de que las guías tienen errores que se deben corregir si es que insisten en no eliminarlas. Queremos que se regrese ahora a las guías del 2001. Si habrá o no habrá clases, eso se sabrá a partir de mañana", dijo Karla Salas, una de las madres que asistió a la reunión con la jerarca del Ministerio de Educación Pública (MEP).

"No se llegó a nada, es lamentable. Si nos llaman a un debate con la ministra, allí estaremos, tenemos muchos argumentos a nuestro favor. Que quede claro que no estamos incitando a la violencia", manifestó Allen Hidalgo, otro de los asistentes a la reunión.

La ministra dijo que el ministerio no está tratando de malformar a los jóvenes. Además, recordó a la población que el padre de familia que no quiera que sus hijos asistan a las lecciones de Afectividad y Sexualidad, que lo hagan saber al colegio al que asisten sus hijos.

"No vamos a obligar a nadie a que las reciba", sentenció.