Daniela Cerdas E..   5 agosto
Rocío Aguilar, Ministra de Hacienda, en Diálogos. Foto: Rafael Pacheco

Desde el 4 de diciembre rigen las modificaciones en el cálculo de incentivos para todos los empleados del sector público. Sin embargo, aún la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no aplica los cambios y ni siquiera tiene una fecha para implementarlos.

Los médicos de la Institución siguen recibiendo un 5,5% de anualidades cuando la reforma fiscal estableció que, a partir de este año, las anualidades serán reconocidas como un monto fijo, ya no un porcentaje, y que el cálculo inicial equivaldrá a un 1,94% del salario base en el caso de los profesionales (como los médicos) y un 2,54% para no profesionales.

Ante esta situación, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, es contundente en advertir que aquellos trabajadores que reciban dinero que ya no corresponda con base en la nueva ley, tendrá que devolverlo.

“Se tienen que recuperar esas sumas porque sería un uso indebido de fondos públicos, ellos no pueden usar fondos contra ley. La ley es de aplicación general, nadie quedó excluido de remuneraciones. Van a tener que entenderlo porque si digamos, nosotros mismos en el Gobierno Central no pudimos hacer los pagos hasta que cambiamos los sistemas, yo no hubiera podido decir ‘mire es que no hemos cambiado el sistema porque la ley no me dio un transitorio en remuneraciones’”, manifestó la funcionaria a este medio.

Tales manifestaciones de Aguilar respondieron a inquietudes planteadas por el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, durante una entrevista en el programa Diálogos de nacion.com

Según él, la institución no ha aplicado las reformas debido a que tienen dudas de que si la Ley 9335 (Fortalecimiento de las Finanzas Públicas), deja sin efecto otras leyes que crearon los beneficios como la Ley de Incentivos Médicos y el Estatuto de Servicio de Enfermería.

“Hay tres leyes que especifican las anualidades de Ciencias Médicas: una para médicos, otra para los enfermeros otra microbiólogos. Están en contraposición de la Ley 9635, le hemos hecho la consulta al Servicio Civil, pero todavía no hemos recibido respuesta, hay un área gris. Si la ley explícitamente derogó estas tres leyes que son de igual rango o no, eso es algo que hay que aclarar y se va a hacer", dijo el presidente de la CCSS.

Las anualidades es el rubro que más pesa entre los incentivos en la Caja. Por la Ley de Incentivos Médicos y el Estatuto de Servicio de Enfermería, esos profesionales de la CCSS recibe cada año laborado entre un 3,5% y un 5,5% adicional de su salario base.

Los profesionales de Ciencias Médicas son médicos, odontólogos, farmacéuticos, microbiólogos, psicólogos clínicos y químicos.

Cada año, la CCSS paga unos ¢240.000 millones en anualidades, según una estimación con base en el presupuesto institucional del 2019.

Macaya además, reclamó tiempo para implementar un sistema de pago de planilla que incluya las modificaciones ya que en la ley no se estableció un transitorio. Explicó que el sistema que tiene actualmente la entidad data de 1979, en lenguaje covol, para el cual hay pocos programadores.

“La idea es migrarlo a un lenguaje moderno con bases de datos robustas. La planilla de la Caja y el sistema informativo es el más complejo del país, 58.000 empleados con casi 600 tipos de puestos. Se estimaba, antes que se discutiera una reforma fiscal, que se requeriría a marzo del 2021 para implementar el nuevo sistema.

"Lo que estamos pidiendo es un tiempo, lo que dicten los señores diputados porque esto tendría que ser por ley. El pago de la nómina de la Caja no es sencillo y no queremos un error, imagínese un error en un día de pago”, expresó.

Según él, trabajan en la redacción de un proyecto de ley que le daría un plazo determinado a la Caja para implementar el sistema de planilla y aplicar las normas que exige la Ley de Fortalecimiento y su reglamento.

Ver más!

Macaya “cree” que el presidente avala este plan que, según dice, podría incluirse en la agenda de sesiones extraordinarias, cuando el Ejecutivo pone las prioridades.

Además de las anualidades, la reforma fiscal desaparece los pagos bisemanales, también fija un tope al pago de la cesantía el cual se ajusta a lo que indica el Código de Trabajo que son ocho años. Además, habrá cambios en el pago de carrera profesional, cuyos nuevos puntos solo serán reconocidos salarialmente por cinco años y no se pagarán los que correspondan al título que se requiere para el puesto.

Ver más!
Acuerdo

Desde el 18 de diciembre, la CCSS resolvió que se ajustaría a las disposiciones de la reforma fiscal y circuló un comunicado entre sus empleados en el que aclara que las anualidades se pagarían según lo que dispusiera esa normativa.

Por esta circular, la ministra de Planificación, Pilar Garrido, también interpretó que la anualidad para los médicos sería la misma que para el resto del personal y del sector público.

Sin embargo, en un acuerdo con los sindicatos, el pasado 20 de febrero, Macaya convino que esperarían la respuesta de Servicio Civil, el cual a su vez tampoco tiene claro qué ocurrirá con los profesionales que están cobijados bajo este régimen.

El encargado de Compensaciones de Servicio Civil, Francisco Chang, dijo a La Nación que es probable que se envíe una consulta a la Procuraduría General de la República, tras revelarse otro criterio sobre cesantía que aclaró que la reforma fiscal está sobre las convenciones colectivas, pero no aclaró si también se sobrepone a otras leyes especiales.

En el mismo acuerdo con Macaya, los sindicalistas resaltaron su derecho a interponer acciones si la respuesta de esa autoridad no es satisfactoria, según el mismo documento.

No obstante, el 22 de mayo, el presidente Carlos Alvarado firmó un decreto, junto con las ministras de Hacienda y Planificación, en el que reitera y aclara que las anualidades ganadas y demás incentivos se deben transformar en un monto nominal fijo, y no pueden seguir pagándose como porcentajes del salario base.

Tal aclaración molestó a los sindicatos de salud que amenazan con una nueva protesta.