Daniela Cerdas E.. 9 septiembre
Desde el. 17 de marzo, las clases presenciales se suspendieron por la pandemia de la covid-19. El servicio de transporte no se requirió más y se desconoce cuándo se necesitará.
Desde el. 17 de marzo, las clases presenciales se suspendieron por la pandemia de la covid-19. El servicio de transporte no se requirió más y se desconoce cuándo se necesitará.

Debido a la incertidumbre que genera la pandemia sobre el regreso a las clases presenciales, el MEP solicitó a los padres de familia de beneficiarios de transporte de estudiantes no renovar ningún tipo de contrato con transportistas para el 2021.

La razón es que el MEP no hará transferencias vinculadas con transporte de estudiantes para el próximo año hasta que se disponga, por parte de las autoridades superiores, la fecha específica del reinicio del curso lectivo presencial.

Leonardo Sánchez, director de programas de Equidad del Ministerio de Educación Pública (MEP), envió una circular este martes al final de la tarde a directores de centros educativos y a las Juntas de Educación para que notifiquen a los padres de familia sobre esta decisión.

“No se reconocerán subsidios ni compensaciones por contratos suscritos entre los padres de familia, encargados legales o beneficiarios mayores de edad de transporte estudiantil y los transportistas para el año 2021 hasta tanto las condiciones de la emergencia sanitaria permitan el ingreso presencial a los centros educativos y por ende, el traslado efectivo de los estudiantes”, afirmó Sánchez en la circular DVM-A-DPE-0457-2020.

En total, son 175.000 estudiantes de bajos recursos los que reciben el subsidio de transporte estudiantil por parte del MEP.

Existen 3.753 rutas bajo dos modalidades.

En 130 rutas ( a cargo de 70 transportistas) es el MEP el que hace un contrato directo con los empresarios; el pago lo hace la institución.

El resto, 3.623 (a cargo de 1.130 transportistas) son los padres de familia los que hacen contratos privados con el transportista. El MEP traslada el dinero a las Juntas de Educación y estas hacen el pago.

Antes de la pandemia, el presupuesto anual para este programa era de ₡36.000 millones en el caso de los contratos entre padres y empresarios de transporte, y unos ₡3.800 millones a las adjudicadas por el MEP.

Sánchez explicó a La Nación, que generalmente es en esta fecha cuando las Juntas de Educación y Administrativas hacen los presupuestos, tanto de alimentación como de los subsidios de transporte para el siguiente año.

Sin embargo, desde ahora advierten al padre de familia que no formalice el acuerdo con el transportista, hasta nuevo aviso. También se valora no renovar el contrato de las 130 rutas adjudicadas por el MEP.

Según el presupuesto nacional del 2021 enviado a los diputados para aprobación, en el caso del Ministerio se presupuestaron ₡18.111 millones para transporte de estudiantes para el próximo año; un monto mucho menor que el que generalmente se presupuesta para este fin.

Este año por la pandemia, las clases presenciales se suspendieron desde el 17 de marzo, el servicio de transporte no se necesitó.

Sin embargo, para no perjudicar a los transportistas, se acordó darles mensualmente un 45% de lo presupuestado para ese fin.

Durante este año, se descartó el regreso presencial de clases por los contagios de covid-19 , que rondan en 1.000 diarios. Las autoridades dijeron que para el 2021 se combinará la presencialidad con la virtualidad, pero no dieron fechas del regreso parcial a las aulas.