Por: Carlos Láscarez S. 19 mayo, 2014

Durante un mensaje televisivo, el presidente Luis Guillermo Solís instó anoche a los educadores a deponer el movimiento de huelga y reanudar las clases.

También aseguró a los educadores que la apremiante situación económica que ellos han vivido la ha asumido como propia; por lo que han dedicado largas horas a analizar el problema y, sobre todo, a construir una solución.

“Hemos hecho lo humanamente posible. Desde el 8 de mayo las autoridades y equipos técnicos de Educación y Hacienda trabajan a tiempo completo en la formulación e implementación de soluciones concretas que ya están en marcha”, manifestó Solís.

Hizo un llamado para que se garantice la educación de casi un millón de estudiantes y el derecho a la alimentación de 675.000 escolares que usan los comedores a diario.

Asimismo, explicó que ayer por la tarde completó una nueva planilla que integra a más de 3.400 movimientos, conocidos como “adicionales” y que así continuarán.

Solís insistió en que la entrada en operación del nuevo sistema informático Integra2 fue ordenado por la pasada administración, sin tomar en cuenta previsiones ante posibles fallas o contratiempos.

Agregó que el pasado viernes se depositó más de ¢750 millones correspondientes a 6.000 movimientos de las planillas de febrero y marzo. Sobre el pago ordinario de la segunda quincena de mayo, programado para el día 28, y que incluye lo adeudado de abril se hará efectivo el próximo 26 de mayo.

“Soy ante todo, educador y padre de familia. Por eso pido a mis compañeros docentes confiar en el trabajo que estamos haciendo”, dijo Solís”, al final de su mensaje.

Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), convocó a los docentes de la Gran Área Metropolitana (GAM) a concentrarse hoy a partir de las 10 a. m. en el parque Central de San José.

“No estamos pidiendo un aumento de salario, sino lo justo; el problema es que no llega el dinero puntual”, afirmó Cascante. Colaboró Luis Miguel Herrera