Juan Fernando Lara Salas, Édgar Chinchilla. 10 febrero
Vista este lunes de un aula del Colegio de San Francisco de La Palmera de San Carlos (Alajuela). El centro educativo se localiza en un salón comunal de esa comunidad donde varios vecinos hoy impidieron el inicio de lecciones para 180 alumnos para presionar al MEP a mejorar las condiciones / Fotografía: Édgar Chinchilla para LN.
Vista este lunes de un aula del Colegio de San Francisco de La Palmera de San Carlos (Alajuela). El centro educativo se localiza en un salón comunal de esa comunidad donde varios vecinos hoy impidieron el inicio de lecciones para 180 alumnos para presionar al MEP a mejorar las condiciones / Fotografía: Édgar Chinchilla para LN.

Los edificios urgidos de mejoras recibieron este lunes a centenares de estudiantes en el inicio del curso lectivo.

Así lo constató la Defensoría de los Habitantes durante un un recorrido por centros como el Liceo de Chacarita, Puntarenas, donde verificó problemas como “deterioro de techos, baños sucios, zonas de recreación deterioradas, poca ventilación; y cables eléctricos expuestos”.

Según la defensora, Catalina Crespo, los Bomberos incluso advirtieron que el sistema eléctrico está muy dañado, no existen extintores ni rutas de evacuación; tampoco señalización, “lo que pone en riesgo a los 1000 estudiantes que asisten en horario diurno, más los 700 estudiantes que reciben clases en horario nocturno”.

En el caso de los estudiantes del Colegio de San Francisco de La Palmera, en San Carlos, Alajuela, ni siquiera tienen colegio. Son 180 muchachos que terminaron el curso lectivo anterior en un salón comunal, igual que los cuatro años anteriores.

Ese mismo centro los esperaba este lunes.

De hecho, esa fue la razón por la cual, no comenzó el curso lectivo. Un grupo de padres de familia apoyados por alumnos y líderes comunales cerraron con cadenas y candados los portones de acceso al lugar molestos porque el colegio funciona desde hace cinco años en un salón comunal en malas condiciones.

Hacinamiento, polvo, calor sofocante, exceso de ruido, goteras y deterioro en paredes centran el listado de quejas a las cuales se suma que solo hay un servicio sanitario para todos los estudiantes.

Los afectados aseguran que hace cinco años el Ministerio de Educación Pública dispone de una hectárea de terreno donada en esa comunidad para la construcción del colegio sin aún existir planes para levantar el inmueble.

“El motivo que tenemos es la preocupación. Son 180 muchachos que estaban recibiendo clases en muy malas condiciones, un solo baño, aulas muy pequeñas; el edificio es de poco más de 500 metros para todas esas personas. No tenemos ninguna respuesta del Ministerio de Educación ni de nadie, a pesar de que ya se han hecho todos los trámites, ni siquiera estamos en una lista de espera”, manifestó Marco Rojas, dirigente de la comunidad.

La misma queja plantearon padres de familia de la Escuela 15 de setiembre, en Hatillo, San José, quienes desde la madrugada cerraron el centro educativo para impedir el ingreso de estudiantes y educadores como medida de presión en reclamo por el mal estado de sus instalaciones.

Oficiales de Fuerza Pública se presentaron para prevenir incidentes.

Alud amenaza la Escuela de Cinco Esquinas de Carrizal, Alajuela, según denunción la Defensoría de los Habitantes. Cortesía: Defensoría
Alud amenaza la Escuela de Cinco Esquinas de Carrizal, Alajuela, según denunción la Defensoría de los Habitantes. Cortesía: Defensoría
Hasta un talud falso

La Defensoría denunció, haber encontrado centros con paredes falseadas, cielorrasos en mal estado, poca iluminación y ventilación, y limitaciones de acceso.

Además del Liceo de Chacarita, estuvieron en la Escuela de Barranca (Puntarenas); así como en el Liceo del Sur y la escuela de Cinco Esquinas de Carrizal (Alajuela).

En esta última detectaron un talud que pone en riesgo a los estudiantes. Sobre esta escuela existe una orden sanitaria y un informe de la Comisión Nacional de Emergencias.

La intención es visitar al menos 50 instituciones para trasladar informes del MEP y da seguimiento a las respuestas.

Asimismo, la Defensoría recordó que mantiene abiertos diferentes canales de comunicación para recibir denuncias, como la línea gratuita 800-258-7474 y el correo electrónico defensoria@dhr.go.cr

Para este año, el Ministerio prometió la intervención de 250 centros educativos con una inversión de 71.000 millones.

El compromiso se da en medio de un promeso de transformación la Dirección de Infraestructura y Equipamiento, oficina muy cuestionada por los serios problemas de funcionamiento y el mal clima laboral que imperaba.

Para este año se proyecta una matrícula de 1,2 millones de estudiantes distribuidos en 141.000 en nivel preescolar, 500.000 en primaria, 503.000 en secundaria, 15.000 en educación especial y 41.000 e educación para el trabajo, según el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Alrededor de 65.000 docentes estarán a cargo de impartir las lecciones entre 5.179 centros educativos (4.471 son públicos, 638 privados y 70 subvencionados).