Por: Daniela Cerdas E..   13 agosto
Carlos Alvarado anunció la estrategia Alianza para el Bilingüismo (ABi) esta mañana en la Casa del Cuño, Antigua Aduana, en compañía del ministro de Educación, Édgar Mora; el presidente del INA, Andrés Valenciano y el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Steven Núñez.

El presidente Carlos Alvarado anunció este lunes que el idioma inglés será “prioridad nacional” en su Gobierno y anunció seis acciones inmediatas para aumentar la cobertura de la enseñanza de ese lenguaje en Costa Rica.

Para impulsar la estrategia, se unirán los esfuerzos del Ministerio de Educación Pública (MEP), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y el sector privado.

Así introdujo Alvarado la estrategia Alianza para el Bilingüismo (ABi) presentada esta mañana en la Casa del Cuño, Antigua Aduana, en compañía del ministro de Educación, Édgar Mora; el presidente del INA, Andrés Valenciano y el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Steven Núñez.

Además, participó el ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, Luis Adrián Salazar.

Las acciones inmediatas que deberían surtir sus primeros efectos en un año consisten en la aprobación de ¢5.000 millones adicionales para el programa Empléate del Ministerio de Trabajo, dirigidos a capacitación técnica para la población, no solo en condición de pobreza, sino también la desempleada no pobre.

Avanzar en la primera etapa de universalización de la enseñanza del inglés en educación preescolar, lo cual supone cubrir a unos 125.000 estudiantes.

Este año, también se haría un diagnóstico a 10.000 estudiantes de colegios técnicos profesionales, de bachillerato internacional, humanísticos, científicos y académicos de todo el país para conocer su nivel de manejo del idioma.

Además, se introducirán pruebas de certificación del idioma inglés a matriculados para las pruebas de bachillerato en el período 2019-2022. La idea es alcanzar a unos 180.000 alumnos al año 2022.

Alvarado también anunció que se certificarán los niveles de entrada y salida con pruebas de estándar internacional (BELT y TOEIC) a todos los estudiantes de Programas en Inglés del INA, cuyos resultados les permitirán conocer con claridad las habilidades de sus graduados en el manejo del idioma. Este proceso se iniciará en diciembre 2018.

Finalmente, a partir de octubre se aplicarán pruebas de diagnóstico y certificación con estándar internacional a 223 docentes del idioma inglés del INA, esto acompañado de un plan de capacitación que permita elevar la calidad y pertinencia de la enseñanza.

Dichas acciones, anunció el mandatario, se iniciarán de inmediato mientras culmina el diseño de una estrategia completa, la cual se publicará en noviembre.

“El Inglés es una herramienta para la vida, para el trabajo, para el bienestar. ¿Qué es el éxito al cual tenemos que apuntar? La universalización del idioma inglés en preescolar con inglés de calidad. Como país, debemos lograr que la herramienta del inglés este disponible para todos. Hoy es una primera piedra; un compromiso público con ese objetivo, pero nos falta una alianza más fuerte con el sector privado e incluir a todos.

Hoy es una primera piedra, un compromiso público con ese objetivo, pero nos falta una alianza más fuerte con el sector privado e incluir a todos, esa es la aspiración del Gobierno. Costa Rica va a ser un país bilingüe completamente", expresó Alvarado.

En noviembre del 2014, el ranquin mundial del dominio del inglés EF EPI, ubicó a Costa Rica entre los países con más bajo nivel en ese idioma. Se encontraba en el puesto 43 de 63 naciones.

El estudio Gentico, que realizó Unimer, no reveló resultados alentadores al respecto; solo 450 de los 1.802 entrevistados, de 12 a 80 años, dijeron hablar inglés al menos en un nivel básico.

El resto, 1.351 no reportaron conocimiento de la lengua.

En el caso de la población de 0 a 16 años, solo el 27% dijo hablar inglés y la generación de 17 a 34 años el 36% reportó conocimiento del idioma.

Según la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), la promoción del conocimiento del inglés atraería a más empresas extranjeras y abriría opciones de empleo.

En su criterio, ser bilingüe es, actualmente, un requisito en la mayoría de ofertas.

¿Qué cambiará en el MEP?

El ministro de Educación, Édgar Mora, explicó que actualmente solo el 14% (17.500) de los 125.000 niños de preescolar reciben Inglés.

“La idea es al 2022 dejarlo universal. La idea es también recibir insumos de parte de las alianzas público-privadas y que podamos establecer y modificar la forma en que hacemos ingresar a los docentes al MEP. Estamos buscando la posibilidad de que muchachos o personas con capacidad de enseñar Inglés, capacidad lingüística y pedagógica, puedan ser incorporados dentro del cuerpo docente del Ministerio a través de certificaciones que hagan ellos en las universidades”, explicó el ministro.

Mora añadió que parte de las acciones que se van a implementar en el MEP para universalizar el Inglés incluyen la incorporación de más docentes. Actualmente, las profesores de preescolar llevan dentro de su malla curricular el Inglés, la idea es que todos lo enseñen.

¿Qué cambiará en el INA?

Andrés Valenciano, presidente del INA , dijo que la idea es llegarle a más personas que antes.

La promesa es que a finales de este año los 240 docentes de Inglés van a empezar su certificación con estándares internacionales para medir en qué nivel están. Con los estudiantes se va a medir el nivel con el que ingresan y con el que salen.

“Cuando se mida en qué nivel están los docentes, comenzaremos planes de capacitación para llevarlos a todos a un nivel necesario. El Centro Cultural nos ofrecen las pruebas estandarizadas internacionales, y a partir de eso, los planes remediales se construirán a partir del nivel de cada docente. Lo más probable es que los capacitemos en el INA”, explicó el funcionario.

Valenciano añadió que para universalizar la enseñanza del idioma se necesitarán más docentes, por lo que necesitarán contratar a terceros. Piensan contratar docentes, por ejemplo, de universidades públicas o empresas del sector privado que puedan dar cursos.