Daniela Cerdas E.. 13 noviembre
06/02/15.El Ministerio de Educación Pública (MEP) le traslada fondos a las Junta de Educación para la reparación de los centros educativos, pago de transporte de estudiantes, compra de material para las lecciones y fines similares. Fotos Melissa Fernández Silva.
06/02/15.El Ministerio de Educación Pública (MEP) le traslada fondos a las Junta de Educación para la reparación de los centros educativos, pago de transporte de estudiantes, compra de material para las lecciones y fines similares. Fotos Melissa Fernández Silva.

La Junta de Educación de la Escuela María Vargas, en Ciruelas de Alajuela, tomó ¢1,2 millones de fondos públicos para financiar un viaje, todo incluido, a un hotel de playa para seis docentes y a 45 niños de institución.

Los funcionarios y los niños pasaron todo el día en el Hotel Double Tree Resort by Hilton en Puntarenas con los gastos pagados de transporte y alimentación.

La Auditoría Interna del MEP reprochó el gasto a las autoridades de la escuela el cual fue realizado a finales del 2016, justo cuando el centro educativo daba clases en una bodega y el Ministerio de Salud le había girado una orden sanitaria.

Para los auditores del Ministerio, el gasto del viaje a la playa fue “innecesario, excesivo y superfluo”.

“El proceder de la Junta de Educación ante tal erogación, deja claro que no existe una adecuada vinculación, entre los objetivos institucionales que establece el Ministerio de Educación y el centro educativo. La actividad pagada con recursos de la Junta se considera un gasto excesivo, superfluo e innecesario, debido a que el beneficio fue únicamente para una parte de la población estudiantil de la escuela, condicionando el uso eficiente de los recursos, decisiones que tomó la Junta en presencia de la directora del centro educativo”, explicó el informe 24-18 de la auditoría del MEP dado a conocer hace poco.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) le traslada fondos a las Juntas de Educación para la reparación de los centros educativos, pago de transporte de estudiantes, compra de material para las lecciones y fines similares.

Se llamó a Roxana Quesada, directora del centro educativo, pero se indicó que ya había salido.

“Se observó el acuerdo de pago por un monto ¢1.239.930,00 al Hotel Double Tree Resort by Hilton Central Pacific por concepto de premiación a los mejores promedios para 45 estudiantes y 6 docentes que acompañaron a los estudiantes para un pago promedio por cada participante de esta actividad de ¢24.312,35. Es importante mencionar, que este acuerdo fue tomado por los cinco miembros de la Junta y en presencia, de la directora del centro educativo”, indicó la Auditoría.

Según los auditores, lo hecho por la Junta contraviene con lo establecido en la Ley de Administración Financiera de la República y Presupuestos Públicos según la cual se debe propiciar que la obtención y aplicación de los recursos públicos se realice según los principios de economía, eficiencia y eficacia.

También, explica la Auditoría que contraviene el Reglamento General de Juntas de Educación y Juntas Administrativas que establece que estas organizaciones “deberán orientar sus acciones a la atención de las necesidades y prioridades del centro educativo y de la población estudiantil”, de conformidad con lo establecido en el Plan Anual de Trabajo (PAT) del centro educativo y los lineamientos técnicos específicos dictados por el MEP.

“El desvío de fondos públicos canalizados a las Juntas para atender un fin específico, según fuente de financiamiento, para otros usos no autorizados, será considerado falta grave y la Administración procederá a tramitar los procesos administrativos respectivos. En caso de la presunta comisión de un hecho delictivo, se deberá poner en conocimiento del Ministerio Público la documentación y demás elementos probatorios para lo que corresponda", explica el Reglamento de juntas.

La Auditoría solicitó a la Junta de Educación de este centro educativo “eliminar la práctica de utilizar recursos de la Junta de Educación, en el pago de estadías en hoteles, alimentación o cualquier otro gasto innecesario, excesivo y superfluo” como los que presentaron en este informe.

Le pidió a la directora fiscalizar que los gastos de la junta se apeguen a la normativa vigente en función del interés superior de los menores.

Actualmente, las Juntas de Educación tienen sin usar en sus cuentas de caja única ¢157.000 millones