Educación

Diputados cuestionan a jerarca del MEP por sacrificar ayudas para alumnos en presupuesto de 2022

Guiselle Cruz dice que fue Hacienda el que ajustó partidas para cumplir la regla fiscal. Afirma que dinero no va a alcanzar para becas, alimentación ni transporte de estudiantes

Los diputados de la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa cuestionaron a la ministra de educación, Guiselle Cruz, sobre sus prioridades de gasto ya que, para el próximo año, el dinero no va a alcanzar para cubrir los gastos de alimentación, transporte y becas de los estudiantes. Tampoco cubrirá el mantenimiento de la infraestructura educativa ni el pago a las cocineras.

Cruz asistió este miércoles a ese foro legislativo para defender al presupuesto del próximo año del Ministerio de Educación Pública (MEP). Según dijo, el plan de gastos fue enviado a Hacienda con todos los requerimientos que incluían el pago de las ayudas a los alumnos, pero, el mismo sobrepasaba la regla fiscal, que es límite al crecimiento establecido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Hacienda, al ver que sobrepasaba este tope, ajustó las distintas partidas del presupuesto para que se adaptara al mandato legal. De esta forma, para el ejercicio económico 2022, el presupuesto quedó del MEP quedó en ¢2,56 billones lo que representa un crecimiento del 0,2% con respecto al presupuesto del 2021, de ¢2,55 billones.

Del presupuesto se eliminaron ¢293.713 millones que estaban destinados, según el MEP, al pago de servicios de alimentación, transporte, becas, fondos para Juntas de Educación y Administrativas, servicios básicos, infraestructura educativa, colegios Científicos y Humanísticos, así como subsidios para contratar cocineras, equipo y mobiliario.

“Con los recortes del presupuesto 2022, a partir de noviembre del 2022, quedarán sin servicio de alimentación y comedor 850.000 personas beneficiarias. En setiembre del próximo año, 165.000 personas dejarán de contar con transporte estudiantil y 4.000 sin beca de postsecundaria. También, en octubre, más de 5.000 cocineras contratadas por las juntas de educación y administrativas se verán perjudicadas con su remuneración”, explicó la ministra en la comparecencia.

La diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Ana Lucía Delgado, cuestionó a la ministra sobre por qué se priorizó del presupuesto eliminar las ayudas a alumnos y no otro tipo de partidas de gastos administrativos.

Para 2022, además, el MEP incluyó, por segundo año consecutivo, autorización presupuestaria para crear 2.000 plazas de cocineras escolares que se pactaron con los sindicatos en la convención colectiva.

“¿Quién fue el que estableció dónde se iba a generar esa priorización. Ustedes entregaron alguna argumentación para que fuera en los programas sociales y no precisamente en gasto administrativo? En el programa propiamente de definición y planificación de la política educativa, hay un aumento de casi ¢35.000 millones. ¿A qué se debe ese aumento?”, planteó la congresista.

Delgado resaltó que, en cambio, en servicios de apoyo a la gestión, que son programas centrales del Ministerio, hay un aumento de ¢3.250 millones; el programa de aplicación de la tecnología a la educación mantiene un presupuesto de ¢44.534 millones y tiene un aumento de ¢2.097 millones. Entretanto, dijo, otros más bien decrecen, como es infraestructura y equipamiento que tiene una reducción de -56%, es decir, hay una reducción de más de ¢15.000 millones.

La ministra respondió que el presupuesto no se presentó a Hacienda ajustado con la regla fiscal.

“Con respecto a la priorización, conversamos con el ministro de Hacienda. Algunas fueron (recortadas) directamente por Hacienda. Es muy estrecho, con respecto al tema del presupuesto del MEP, un 61% se va en remuneraciones. En el caso de infraestructura, fue recortado por el Ministerio de Hacienda ajustando a la regla fiscal”, respondió la ministra.

La legisladora independiente , Shirley Díaz, también consultó sobre la priorización de los gastos en el MEP, ya que algunas partidas, por ejemplo la de gastos corrientes, tenían incrementos sobre otras, sobre todo las sociales.

La viceministra de Planificación del MEP, Paula Villalta, quien acompañó a la jerarca en la comparecencia, respondió que se hizo un “rebajo” de ¢12.000 millones a las Juntas de Educación para gastos operativos en servicios públicos, material didáctico, y otros, pero se les aumentó en las partidas de juegos deportivos estudiantiles y Festival Estudiantil de las Artes, ya que para el 2021 no se realizaron dichas actividades.

22-09-2021-COMISIÓN ASUNTOS HACENDARIOS

Siga en vivo la transmisión de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Posted by Radio Asamblea Legislativa Costa Rica on Wednesday, September 22, 2021

La diputada Díaz replicó “Vamos a los juegos deportivos estudiantiles y dejamos de lado el mantenimiento infraestructura. ¿Si las escuelas se están cayendo, cómo vamos a poner juegos deportivos como prioridad?”.

Por su parte, la legisladora del Partido Acción Ciudadana (PAC), Laura Guido, recordó a los presentes que, a pesar de que la ministra habla de “recortes”, no es que hubo recortes de presupuesto del 2022 con respecto al 2021, sino que la necesidad del Ministerio supera significativamente (en cerca de ¢290.000 millones) el tope establecido de la regla fiscal.

“No es un tema de voluntad de Hacienda es un tema de los espacios fiscales existentes y de las normas que nos hemos impuesto”, manifestó.

Según dijo el ministro de Hacienda, Elian Villegas, a La Nación semanas atrás, la regla fiscal pone un límite al crecimiento al presupuesto general de cada institución, pero las partidas y prioridades donde se debe recortar o aumentar, de acuerdo a las necesidades, las define el jerarca de cada institución para cumplir con el mandato legal.